16 Julio 2016

Recomiendan extremar precauciones para evitar intoxicaciones alimentarias

por
Recomiendan extremar precauciones para evitar intoxicaciones alimentarias

El Servicio de Seguridad Alimentaria y Nutrición de la Dirección General de Salud Pública y Participación recomienda extremar la precaución ante las altas temperaturas para evitar las intoxicaciones alimentarias, que pueden dar lugar a indisposiciones e incluso pueden desencadenar enfermedades graves.

Los responsables de Seguridad Alimentaria han recordado que los microorganismos (bacterias, virus, parásitos…) que están presentes en los alimentos y son causantes de enfermedades, ha informado la Conselleria de Salud en un comunicado.

Los más frecuentes en los alimentos son Salmonella, Campylobacter, Clostridium botulinum, Escherichia coli, Staphylococcus aureus, Listeria monocytogenes, Norovirus y Toxoplasma.

Pueden causar fiebre, diarrea y vómitos, y, en los casos más graves, desencadenar enfermedad renal, desórdenes del sistema nervioso, enfermedad fetal en mujeres embarazadas, y en el caso de adultos inmunodeprimidos y niños incluso pueden provocar la muerte.

Salud Pública recomienda tomar una serie de precauciones para reducir o eliminar el riesgo de intoxicación y que están relacionadas con la conservación y el tratamiento de los alimentos, entre las que destaca la limpieza y sobre todo lavarse las manos.

Recomiendan lavarse las manos después de ir al baño, estornudar, toser o sonarse la nariz; manipular carne y pescado crudos, y huevos; sacar la basura, tocar dinero o mascotas, estar en contacto con una persona enferma o cualquier otra situación de riesgo y siempre antes de manipular la comida. Además, si se tienen heridas en las manos, se deben cubrir con apósitos.

No se deben utilizar el mismo plato y utensilios para manipular alimentos crudos y cocinados, se han de servir los alimentos cocinados en platos limpios y con utensilios y las manos limpias y se deben limpiar las superficies de elaboración de alimentos cada vez que sea necesario y al cambiar de actividad.

También se debe emplear ropa limpia para elaborar alimentos y limpiar y desinfectar regularmente el interior del frigorífico.

Para los alimentos que necesitan frío para conservarse y evitar la proliferación de microorganismos patógenos, la temperatura ideal de refrigeración es de 0 a 5 ºC, y si se mantienen en el congelador al menos a -18 ºC.

Es importante revisar regularmente la temperatura, almacenar separadamente los productos frescos como la carne, el pescado y la verdura del resto de comida del frigorífico y colocarlos de manera adecuada y dejando espacio entre ellos para que circule el aire frío.

Es importante mantener separados los alimentos y cubiertos, en envases independientes y tapados y se debe evitar abrir la nevera de manera reiterada para que los alimentos se conserven fríos más tiempo.

La descongelación no debe hacerse a temperatura ambiente ya que aumenta el contenido de bacterias, sino en la nevera o en el microondas en la posición de descongelación. Una vez descongelados, hay que preparar los alimentos de inmediato y nunca volver a congelarlos.

Es fundamental en la preparación de los alimentos y en el almacenamiento mantener el orden correcto de separación entre los alimentos crudos y cocinados para evitar la contaminación.

También es muy importante la revisión de las fechas de los productos para evitar consumir los caducados y seguir las indicaciones del etiquetado al almacenar los productos.

En la elaboración de comidas se debe tener en cuenta la temperatura correcta de cocinado: al menos 65 ºC.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.