16 julio 2016

Progresivo aumento de las temperaturas durante la próxima semana

por
Progresivo aumento de las temperaturas durante la próxima semana

La subida de las temperaturas, más altas a medida que nos acerquemos al lunes, será la tónica en el fin de semana que marca el ecuador del mes de julio, tras la entrada de un viento de componente norte que dejó temperaturas relativamente bajas para esta época del año en buena parte de España.

El flujo de viento, que dio lugar a que se instalaran unos días más frescos de lo habitual, se ha ido cortando progresivamente, lo que, unido a las condiciones de estabilidad atmosférica y la fuerte insolación propia de estas fechas, dará lugar a un ascenso de temperaturas que continuará durante los primeros días de la semana.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) señala en un comunicado que el ascenso de los valores térmicos de los próximos días será más acusado en áreas de la mitad norte peninsular, que es donde se han dado las temperaturas más bajas.

Ayer, viernes, se superaron los 36-38 ºC de máxima en puntos del sur peninsular y los 34-36º C en el suroeste de Galicia.

Hoy, sábado, volverán a superarse los 36-38 ºC de máxima en puntos del sur peninsular.

Mañana, domingo, las temperaturas continuarán subiendo y empezaremos a hablar de nuevo de calor asfixiante, ya que las temperaturas superarán fácilmente los 36ºC en el suroeste y los 38ºC en buena parte de la mitad sur y zona centro de Andalucía, alcanzándose, probablemente, los 40 ºC en puntos del valle del Guadiana y del Guadalquivir.

El viento de Levante seguirá soplando fuerte en el Estrecho y costa almeriense.

El lunes seguirá el aumento de temperaturas, dándose el máximo del episodio en áreas del oeste y del noroeste, de tal manera que es bastante probable que se superen los 35-38ºC en amplias zonas de la Península (incluyendo áreas del norte donde esto es menos frecuente) y los 40 ºC en bastantes puntos del sur.

Si las predicciones se cumplen, la semana que viene podríamos tener aún más calor que este fin de semana.

Es posible que el martes en el sur se llegue fácilmente a los 40ºC e, incluso, se superen. El miércoles, las temperaturas podrían ser aún más altas, siendo posiblemente el día más caluroso de toda la semana.

El martes se iniciará un descenso por el oeste y el noroeste, mientras que en el este peninsular seguirán subiendo, manteniéndose en el sur las altas temperaturas en el sur, máximas que de desplazarán al este.

Es probable que se superen los 40 ºC en puntos del sur, valle del Ebro e interior de Levante y los 35-38 ºC en el interior de las islas Baleares y en el resto de la Península, salvo en el noroeste donde el descenso dará lugar a máximas inferiores a estos valores.

El miércoles es posible que continúe el descenso de temperaturas por el norte y noroeste, y siga ascendiendo en Baleares, Canarias, y en el sur y sudeste peninsulares. Se podrán superar los 40 grados en zonas del tercio sudeste peninsular y los 35 grados en Baleares y Canarias.

Las islas Canarias quedarán al margen de esta situación, aunque ayer se superaron los 36 ºC en puntos del interior y sur de la isla de Gran Canaria. Hoy comenzará un descenso de temperaturas que se prolongará hasta el martes, cuando es posible que de nuevo tiendan a ascender en el archipiélago canario.

Aunque hay algo de incertidumbre, se espera que este episodio de calor finalice con el descenso generalizado de temperaturas a partir del jueves, 21, cuando ya se esperan temperaturas algo más bajas en la mayor parte del país.

Un comunicado de Eltiempo.es indica que, unos días después del comienzo del verano, arranca la temporada de más calor del año: “la canícula”, denominada así al período estadísticamente más caluroso, y en el que la temperatura alcanza los valores más altos del año.

Su duración en España abarca aproximadamente desde el 15 de julio al 15 de agosto, dependiendo de la localidad.

El motivo de que no empiece exactamente con el inicio astronómico del verano, explica Eltiempo.es, se debe a varios factores:

El Sol se encuentra muy alto a principios del verano.

La radiación solar hace que ahora la tierra ya esté recalentada.

El efecto termorregulador de los mares y océanos.

A pesar de que al inicio del verano hay más horas de sol, la temperatura de la superficie del mar todavía no es muy alta, tiene poco calor acumulado y por ello actúa termorregulando la temperatura del aire de las zonas costeras próximas.

Así, en España, la canícula comienza más tarde que en el interior de Estados Unidos, Europa o África.

En el mes de duración de la canícula es frecuente que tengamos varias entradas de aire cálido y seco procedentes del norte de África, en ocasiones acompañado de calima o polvo en suspensión. Durante esta época, debemos tener cuidado con los golpes de calor y extremar la precaución para evitar incendios forestales.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.