La asociación de comercios turísticos de Palma, adscrita a Pimeco, ha pedido hoy limitar los mercadillos y mercados artesanales en la ciudad porque consideran que un exceso de oferta perjudica a sus negocios.

Esta ha sido la petición que han trasladado el presidente de la asociación, Javier Linares, y el presidente de Pimeco, Bernat Coll, al alcalde de Palma, José Hila, durante un encuentro que han mantenido este viernes.

En la reunión se ha abordado “el crecimiento desaforado” que se ha producido en el nombre de mercados temporales que se montan en determinadas zonas de Palma, sobre todo en Paseo Sagrera, Parc de la Mar y alrededores.

Estos mercados, a pesar de estar regulados y contar con vendedores con todos los permisos, suponen una competencia continua, ya que pagan unas tasas e impuestos “muy inferiores a los de los comercios de la zona”, apunta la patronal en una nota de prensa.

“Desde Pimeco no vemos con malos ojos estas iniciativas puesto que ayudan a dinamizar la ciudad. Ahora bien, lo que tiene que ser eventos o mercados puntuales no puede convertirse en un continuo ni abusar de este formato”, ha reivindicado Coll.

Por ello, Pimeco reclama al Ayuntamiento que limite estas iniciativas sobre todo en las zonas turísticas y que intente repartirlas por diferentes áreas de la ciudad.

Por su parte el Ayuntamiento ha expresado su compromiso de llevar adelante las propuestas de la patronal.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.