18 Julio 2016

Márquez da un auténtico “golpe de campeón” encima de la mesa de MotoGP

por
Márquez da un auténtico “golpe de campeón” encima de la mesa de MotoGP
FOTO: JAIME OLIVARES

El español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) dio un auténtico “golpe de campeón” encima de la mesa de MotoGP con su victoria en el Gran Premio de Alemania que se disputó ayer, domingo, en el circuito de Sachsenring y encadena el cuarto triunfo consecutivo en ese escenario.

Márquez, que logró el mejor tiempo de entrenamientos y se perfilaba como el claro favorito si la carrera era en seco, vio un amanecer completamente gris y una fina pero persistente lluvia que pareció complicar la existencia de todos, pero a poco de comenzar la carrera de MotoGP el agua sobre al asfalto comenzó a desaparecer y surgieron las estrategias de los equipos.

Está claro que la escuadra Repsol Honda había hecho muy bien los deberes y lo tenía “todo” estudiado, pues incluso con la salida de pista de Marc Márquez supieron “leer” el momento propicio para dar un giro a una situación que hasta entonces no les resultaba nada favorable. Acertaron con el momento y también con los neumáticos, que a la postre era lo más importante.

Mientras, sus rivales por el título, los pilotos oficiales de Yamaha, el italiano Valentino Rossi y el español Jorge Lorenzo, se vieron superados por distintos acontecimientos.

En el caso del segundo, Jorge Lorenzo, el vigente campeón del mundo de MotoGP, no dio una a derechas a lo largo del fin de semana por Sajonia, en cuyo trazado sufrió tres caídas, las mismas que todo el pasado año, y ello unido a la lluvia, terminó de “hundirlo”.

Lorenzo no fue ni una sombra de piloto que el año pasado fue campeón del mundo. La caída de Assen (Holanda) parece estar pasándole una factura muy alta y no da la impresión de que sea capaz de reaccionar ante la lluvia, lo que podría complicarle y mucho aspirar a renovar el título mundial en la presente campaña.

Para Valentino Rossi los errores, que los tuvo, fueron distintos. Se empecinó en mantener una lucha sin cuartel con sus rivales de turno mientras desde su taller le señalaban que entrara a cambiar de moto y no lo hizo hasta que ya era demasiado tarde y, además, el equipo le montó neumáticos intermedios, mientras que Marc Márquez “voló” hacia la victoria con neumáticos completamente de seco y esa diferencia de planteamiento es la que a la postre puede significar un título mundial.

Marc Márquez y su equipo dieron una lección de estrategas harto complicada, pero acertaron en todo, en el momento, en el compuesto de neumático y en hablarlo antes de la carrera.

Todo estaba preparado y todo salió como tenía que salir: bien.

Mención especial se merece el podio de Julián Simón, algo que no lograba desde Valencia en 2012 y que va a representar un gran acicate tanto para él como para su equipo, que se debate y busca opciones al anuncio de su principal patrocinador, la Federación de Catar, de dejar el mundial de motociclismo.

Seguro que Luis Solano, director del equipo habrá celebrado el esfuerzo y la eficacia de Simón sobre la moto como si de una victoria se tratara pues les dará fuerzas y ganas para clarificar su futuro en el resto de la temporada.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.