Mar Blava anuncia paralización del segundo proyecto de prospecciones en Baleares

La Alianza Mar Blava ha anunciado hoy que el Ministerio de Medio Ambiente ha archivado el proyecto de prospecciones de la petrolera Services Petroliers Schlumberger previsto en el Golfo de León, frente a las costas de Cataluña y Baleares.

El coordinador del Secretariado Técnico de la Alianza Mar Blava, Carlos Bravo, ha explicado en rueda de prensa que se trata del segundo proyecto de sondeos que se retira, después de que en 2015 la Petrolera Cairn Energy renunciara a sus propósitos de realizar sondeos en el golfo de Valencia “como consecuencia de la rotunda oposición social e institucional” realizada desde las islas.

Bravo ha dado a conocer el archivo del proyecto en la sede de la Pequeña y Mediana Empresa (Pimeef) de Eivissa y Formentera, junto a representantes de la Alianza como Maria Àngels Marí, secretaria general de Pimeef, Jaume Estarellas, biólogo del Consell de Ibiza.

El coordinador ha explicado que el 8 de julio el secretario de Estado de Medio Ambiente firmó el archivo del proyecto, después de que Mar Blava así lo requiriera ya que se habían superado los tres meses legales para que la empresa presentara la documentación.

“Nos preocupaba muchísimo porque el procedimiento fue complicado y en diferentes momentos tuvimos que denunciar intentos de Industria y de Medio Ambiente de tramitarlo de forma irregular para que el promotor no lo sacara a exposición pública y no tuviéramos la oportunidad de hacer alegaciones y mostrar nuestra oposición”, ha explicado Bravo.

Según ha detallado, este proyecto empezó a tramitarse en 2011, antes del nacimiento de la Alianza Mar Brava en 2013, y en ese momento lo gestionaba la compañía SeaBird Exploration con la anterior Ley de Impacto Ambiental.

El proyecto fue archivado en una primera ocasión, en enero de 2014, porque no se había presentado documentación en el plazo legal de 18 meses, pero el promotor lo recurrió en los juzgados. A su vez, había solicitado a Medio Ambiente que lo tramitara con la nueva ley aprobada en diciembre en 2013.

Mar Blava recurrió porque se comenzó la tramitación bajo dos expedientes, “una situación francamente irregular”, según Bravo. “El Ministerio pretendía pasarle al nuevo expediente toda la tramitación anterior, toda la fase de alegaciones, y dar por válido el estudio de impacto ambiental, sin que pudiéramos presentar alegaciones y mostrar nuestra oposición”, ha detallado el coordinado.

Finalmente, debido a la presión de Mar Blava, el Ministerio de Medio Ambiente archivó el primer proyecto y requirió a Schlumberger, el reinicio de toda la tramitación con fase de información pública. Sin embargo, el promotor no presentó la documentación y Mar Blava requirió el archivo, que el Ministerio estaba obligado legalmente a aprobar, según Bravo.

Ahora la promotora puede alegar, pero Mar Blava cree que lo haga porque “no tiene ningún argumento”.

“Es el segundo proyecto de los que hemos tenido en esta zona amenazando al medio ambiente y la economía del Mediterráneo. Evidentemente estamos muy satisfechos, pero esto no significa que se acabe la lucha”, ha remarcado el coordinador.

De todos modos ha recordado que aún quedan dos proyectos: el de la compañía Spectrum, que va desde el norte de Mallorca y Menorca hasta el sur de Ibiza y Formentera, y que está a punto de salir a información pública, y el del Instituto Nacional de Geología y Oceanografía Experimental de Trieste en Italia, “que es un proyecto dicen científico, pero sabemos que el sector petrolero está detrás”. “Buscan yacimientos salinos que son una tapadera de yacimientos de gas”, ha criticado Bravo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here