La pareja que sufrió quemaduras en gran parte del cuerpo a consecuencia del incendio de un barco en el puerto deportivo Marina Ibiza, en el que otras dos personas resultaron heridas leves, sigue ingresada en La Fe de Valencia con pronóstico reservado.

Así lo han indicado a EFE fuentes sanitarias, que han confirmado que ambos fueron trasladados ayer por la tarde desde el hospital Can Misses de Ibiza, en el que ingresaron tras el accidente, a la Unidad de Grandes Quemados del centro hospitalario valenciano, donde permanecen ingresados.

De las cuatro personas heridas en este accidente, una estaba en estado crítico, en concreto, una mujer de 37 años, con más del 90 % del cuerpo quemado, y su pareja, un hombre de 36, con quemaduras en el 50 % de su cuerpo, se encontraba en estado grave.

Las otras dos personas resultaron heridas leves con quemaduras e intoxicación por humo en el mismo accidente fueron dadas de alta pocas horas después.

El incendio afectó a una embarcación de siete metros de eslora, que empezó a arder cuando estaba repostando gasolina en el puerto sobre las 14.00 horas de ayer y se produjo una explosión que causó los dos heridos graves, según informó la Autoridad Portuaria de Baleares.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.