La Guardia Civil ha realizado en Baleares 21 inspecciones de seguridad en buques de transporte de personas y de mercancías en la operación Maco-Aquapol, que se ha llevado a cabo en el marco de las competencias exclusivas de la Guardia Civil en las aguas marítimas españolas.

Con estas inspecciones se trata de comprobar los aspectos de seguridad y protección marítima más relevantes conforme a la legislación vigente.

En particular, sobre los contenidos mínimos que figuran en los Planes de Protección de los Buques sujetos al Código Internacional para la Protección de los Buques y de las Instalaciones Portuarias (PBIP).

En concreto se han inspeccionado el acceso al buque, el control de embarque de las personas y sus efectos, la supervisión de zonas restringidas, y las cubiertas y zonas que rodean al buque.

Como resultado de las inspecciones se levantaron 22 actas de inspección, si bien no se observó ninguna deficiencia grave en el normal funcionamiento de los buques en cuanto a las medidas de seguridad y protección exigidas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.