14 Julio 2016

La Conselleria de Educación prevé reducir en 42 el número de profesores de Religión

por
La Conselleria de Educación prevé reducir en 42 el número de profesores de Religión
Reunión en la Conselleria de Educación de julio 2016. (Foto de archivo.)

La Conselleria de Educación y Universidad prosigue la negociación con los profesores de Religión de Baleares de cara al próximo curso y, según sus primeros cálculos, prevé una reducción de 42 profesores en esta materia: 39 en Primaria y 3 en Secundaria.

Este departamento autonómico ha informado en un comunicado que hoy se ha reunido por segunda vez el Comité de Religión para tratar las plazas de profesorado de esta asignatura para el curso 2016-2017.

Este comité está constituido por representantes de la conselleria, los sindicatos (FE-USO) y el obispado.

En el transcurso de la reunión, la directora general de Personal Docente, Rafaela Sánchez, ha informado del número de alumnos matriculados para cada curso, tanto de primaria como de secundaria en los centros educativos y ha presentado el número de profesores.

Ahora se inicia un periodo de negociaciones para establecer los criterios e intentar minimizar al máximo las consecuencias que puede suponer esta disminución de plazas de Religión.

Si se puede tener toda la documentación preparada se convocará una nueva reunión para la próxima semana, ha señalado la conselleria.

Educación ha iniciado el proceso de reordenación de la asignatura de Religión para equipararla al resto de asignaturas para el próximo curso 2016/17.

Hay que tener presente que esta materia tiene un tratamiento diferenciado, advierte la conselleria. Por ejemplo, basta que un alumno pida cursar esta materia para que sea impartida, o el hecho que los profesores de Religión sólo pueden dar clases de esta asignatura.

También hay diferencias en el aspecto laboral como el sistema de acceso a la función docente y la asignación de profesores a los centros, algo que decide el obispado correspondiente.

Esto se debe a que la enseñanza de Religión está regulada a través de un convenio con la Conferencia Episcopal Española y el Ministerio de Educación.

“Estas especiales circunstancias generan situaciones de agravio con los profesores de otras materias”, ha afirmado la conselleria.

Por ello, partiendo de la necesidad de equiparar todas las materias y dependiendo de la situación de cada centro, se han realizado propuestas de reagrupamiento para la asignatura de religión para ESO y Bachillerato, por lo que alumnos de diferentes grupos se “unifiquen” cuando hay una baja matrícula o que, en determinados casos, se pueda compartir un mismo profesor para varios centros.

Por otra parte, la conselleria ha dado cuenta de que el próximo curso 2016/17 se aplicarán los nuevos currículos que ha elaborado la Conselleria de Educación y Universidad para reducir el impacto de la LOMCE.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.