26 julio 2016

El Obispado de Mallorca afirma que solo inmatriculó inmuebles que eran suyos

por
El Obispado de Mallorca afirma que solo inmatriculó inmuebles que eran suyos

El Obispado de Mallorca ha asegurado hoy que las inmatriculaciones que hizo desde 1998 a 2015 al amparo de la regulación que permitía registrar propiedades que carecían de escritura acreditativa fueron en todos los casos de inmuebles que ya pertenecían a la Iglesia.

Después de que Podemos y MES hayan pedido hoy al Govern que publique un listado de bienes inmatriculados por la Iglesia Católica de Baleares, el Obispado mallorquín ha emitido un comunicado en el que critica que se quiera transmitir la idea de que la Iglesia se ha apropiado por este sistema de inmuebles ajenos.

Recuerda que el procedimiento especial estuvo al alcance “del Estado, las provincias, los municipios, las corporaciones de derecho público”, además de la Iglesia Católica y subraya que la falta de escritura de los inmuebles se debía a que “en muchos casos fueron adquiridos en tiempo inmemorial, previamente a la creación de los registros de la propiedad e, incluso, en algunos casos, con anterioridad al nacimiento del Estado”.

El Obispado sostiene que “todos los bienes que la Diócesis de Mallorca ha inscrito al amparo de esta normativa singular” están incluidos en la lista de 1865 que recoge de propiedades inmobiliarias devueltas por el Estado o excluidas de la desamortización.

Además de precisar que las inmatriculaciones han sido revisadas por el registrador de la propiedad, recuerda que personas o instituciones que estuvieran en desacuerdo han tenido la posibilidad de recurrir esos registros.

La dirección de la Iglesia mallorquina asegura que los tres últimos obispos, Teodor Uúbeda, Jesús Murgui y el actual, Javier Salinas, “han hecho gala de la mayor prudencia al solicitar la inscripción de bienes inmuebles”.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.