Un joven se precipita por un acantilado en Llucmajor durante la celebración de un macrobotellón

Un joven se ha precipitado sobre las 16:30 horas desde una altura de unos cinco metros mientras participaba en un macrobotellón en Llucmajor.

El chico, de 18 años de edad, ha sufrido rotura de tobillo y varias contusiones y ha tenido que ser rescatado por los Bomberos de Mallorca que han descendido mediante rapel pues los intentos previos de una lancha de Salvamento Marítimo -que se ha desplazado hasta el lugar- han resultado imposibles debido al fuerte oleaje.

El suceso ha tenido lugar en el Paseo de la Abadía, a la altura de la Cova Verde, una zona de precipicios que oscilan entre los cinco y los veinte metros de altura y que se ha convertido en una zona de moda para celebrar el fin de curso entre estudiantes españoles.

Al parecer, los estudiantes se citan a través de las redes sociales y provienen de toda la geografía española, lo que se traduce en concentraciones diarias de más de mil estudiantes en las que el alcohol corre a raudales.

Una peligrosa situación al tratarse de una zona de acantilados y ante la que poco puede hacer la Policía Local de LLucmajor que no cuenta todavía con refuerzos de verano en su plantilla y se ve impotente para atender todo lo que sucede en su zona durante la época de verano, cuando la llegada masiva de turistas multiplica el número de percances y servicios a los que deben acudir.

Las quejas vecinales, en el tema del macrobotellón, son constantes debido a las molestias que genera pero la Policía tan solo puede enviar una patrulla que, como explican los vecinos, “no es suficiente para controlar una concentración de personas tan grande y poner orden”.

 

42 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here