8 junio 2016

Piden investigar una posible “omisión del deber de perseguir delito” en el crimen en Pollença

por
Piden investigar una posible “omisión del deber de perseguir delito” en el crimen en Pollença

La titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Inca ha deducido testimonio de los hechos ocurridos en el cuartel de la Guardia Civil de Pollença horas antes del asesinato de una mujer el pasado 29 de mayo, para que se investigue si pudo haber omisión del deber de perseguir delitos.

La jueza ha remitido este caso al Juzgado que se encontraba de guardia ese día, el de Instrucción número 1 de Inca, para que determine si existen indicios de un delito de omisión del deber de perseguir delitos por parte de autoridad o funcionario, faltando a la obligación de su cargo, tipificado en el artículo 408 del Código penal, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Baleares.

La mujer fue asesinada en la mañana del domingo 29 de mayo, presuntamente por su pareja, que se encuentra en prisión provisional imputado por asesinato.

Según los hechos que constan en esta investigación judicial, la víctima acudió unas horas antes del crimen al cuartel de la Guardia Civil de Pollença. La Jueza de Instrucción número 2 de Inca remite estos hechos a la titular del 1 para que determine si los agentes del cuartel de la Guardia civil al atender a la víctima pudieron incurrir en el citado delito.

La jueza de Instrucción 2 también deduce testimonio y remite al 1 la desaparición de efectos personales del acusado, en concreto un sobre con dinero y documentación personal, para que, igual que en el caso anterior, se investigue si pudiera haberse producido algún delito, en este caso un robo.

El Juzgado de Instrucción número 2 asume la investigación del asesinato de la mujer porque tiene competencias en Violencia sobre la Mujer. Sin embargo, respecto a los dos hechos citados, la competencia corresponde al juzgado que se encontraba de guardia ese día, que era el número 1.

La titular del Juzgado de Instrucción número 1 aún no ha tomado ninguna decisión respecto a ambos casos.

Los hechos ocurrieron el 29 de mayo en el domicilio de la mujer en la calle Virgen del Carmen del Port de Pollença. Murió sobre las 11,40 horas después de que el personal de emergencias no pudiera hacer nada por salvar su vida, debido a las numerosas puñaladas que sufrió en el tórax.

Su pareja, un hombre de 58 años se entregó a la Policía Local. La jueza ordenó su ingreso en prisión provisional sin fianza el 1 de junio, tras tomarle declaración.

También te puede interesar

5 Responses

  • No, si al final resulta que la habran matado los guardias…. para eso si que corre la jueza, luego cuando le parten la cara a algun gc,cnp o pl en una intervención no tipifica tan fino….

    • Para evitar conjeturas, vale más que se aclare todo, por el organismo que toca y cuando ha ocurrido. L@s jueces están (entre otras cosas) para eso…

  • Si fueran municipales los fusilan

  • Desgraciadamente hay una víctima inocente de un descerebrado, que es el único culpable de todo ésto, y esperemos que a pesar de este lamentable suceso, tengamos confianza en que la maquinaria de control para el tema de violencia de género siga funcionando, a sabiendas que no hay nada perfecto y que pueda haber en momentos puntuales posibles errores humanos de control.
    Para eso están los Juzgados, para que se depuren responsabilidades, si las hubiere. Pero no nos olvidemos que el único supuesto culpable es el personaje que está en prision.
    Descanse en paz y todo el peso de la Ley.

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.