Los precios de consumo en Baleares caen el 0,9 % en mayo

El índice de precios de consumo (IPC) en Baleares cayó en mayo un 0,9 % en un año, y aumentó un 0,6 % respecto al mes anterior, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Además, en lo que va de año los precios en las islas disminuyeron un 0,3 %, en especial por la caída en el precio de la vivienda (5,5 %) y el ocio y la cultura (3,3 %).

En relación a hace un año, los precios en el archipiélago balear cayeron el 0,9 % influenciados por la bajada en vivienda (5,7 %), transporte (5,3 %) y ocio y cultura (2,1 %), mientras los hoteles cafés y restaurantes experimentaron una subida del 2 %, y del 1,9 % las comunicaciones.

Respecto a abril, se notó el incremento de precios del 0,6 % en el aumento en el vestido y calzado (3,9 %) y el transporte (1,4 %).

En el conjunto de España, el IPC moderó su caída en el mes de mayo al bajar el 1 % interanual, una décima menos que el mes anterior, debido principalmente al aumento de los precios de la electricidad frente al descenso del año pasado.

Con la bajada del 1 %, los precios de consumo encadenan cinco meses en negativo después de que en diciembre cerraran el año de forma estable, con el cero por ciento. La última tasa en positivo se remonta a julio de 2015, con el 0,1 % de subida.

Además de la electricidad, otro grupo de influencia ha sido el ocio y la cultura, que aumentó su tasa siete décimas, hasta el -1,9 %, debido, en su mayoría, a que este mes los precios del viaje organizado bajaron menos de lo que lo hicieron en mayo del año pasado.

La vivienda tuvo una variación negativa del 6,5 % motivada, básicamente, por el citado aumento de los precios de la electricidad y el transporte también se situó en terreno negativo, con el 4,9 %, consecuencia de que en mayo los precios de carburantes y lubricantes subieron más que el año pasado.

Frente a estos descensos, el grupo de comunicaciones se situó en positivo en el 1,8 % a causa de la estabilidad de los precios de los servicios telefónicos frente a la subida de 2015.

En la misma línea, los alimentos y bebidas no alcohólicas tuvieron una variación positiva del 1,7 % por la subida de los precios de las frutas frescas, mayor que la de mayo de 2015.

La tasa de variación mensual del IPC fue del 0,5 % (frente al 0,7 % del mes anterior), consecuencia del alza de los precios del transporte, el vestido y calzado, los alimentos y bebidas no alcohólicas, vivienda y hoteles, cafés y restaurantes.

En cambio, los grupos con repercusión negativa fueron ocio y cultura debido principalmente al descenso de los precios del viaje organizado.

La tasa de variación anual de la inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) se mantiene en el 0,7 %.

La tasa anual del IPC aumentó en la mayoría de las comunidades autónomas. Las mayores subidas se registraron en Asturias y Navarra, que incrementaron sus tasas dos décimas y se situaron en el -0,9 % y en el -0,8 %, respectivamente.

Por su parte, Andalucía, Baleares, Cantabria, Castilla y León, País Vasco y La Rioja mantuvieron sus tasas respecto a las registradas en abril.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here