Exteriores recomienda viajar con extrema precaución a Turquía tras el atentado

El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación recomienda viajar con extrema precaución a Turquía, evitar en la medida de lo posible el aeropuerto Atatürk después del atentado de ayer y tener una “actitud atenta y vigilante” en las zonas más céntricas y turísticas de Estambul y Ankara.

El Ministerio que dirige José Manuel García-Margallo ha actualizado hoy las recomendaciones que difunde a través de su página web (www.maec.es) en las que aconseja viajar con extrema precaución y abstenerse de hacerlo por determinadas zonas, después del triple atentado suicida ayer en el aeropuerto Atatürk en Estambul que ha causado al menos 36 muertos y 147 heridos.

Así, se aconseja en la medida de lo posible evitar el aeropuerto Atatürk y, en caso de volar con destino a Estambul o transitar a través de ese aeródromo, recomienda informarse con su compañía aérea sobre posibles retrasos, desvíos o cancelaciones y mantenerse alerta siguiendo las indicaciones de las autoridades locales.

“En atención a los atentados terroristas registrados tanto en Ankara como en Estambul, se reitera la recomendación de mantener una actitud de extremada prudencia y vigilancia en los desplazamientos a Turquía, evitando todo tipo de manifestaciones o aglomeraciones”, recomienda el departamento que dirige García-Margallo.

También aconseja mantenerse informado sobre la evolución de los acontecimientos a través de los medios de comunicación y del Twiter de la Embajada en este país (@EmbEspTurquia).

Además hay un apartado especial sobre recomendaciones de seguridad en las grandes ciudades como resultado de la amenaza terrorista que vive Turquía.

En Estambul se recomienda mantener una actitud atenta y vigilante en las zonas de mayor presencia turística -como Taksim, Osmanbey, Haciosman y Yenikapi-, así como en la red de transporte público y en el metro en particular.

En la capital, Ankara, se aconseja mantener una actitud atenta y vigilante en las zonas céntricas de la ciudad (entre otras el barrio de Kizilay), en la red de transporte público (especialmente en el metro y en las paradas de autobús) y en su acceso a edificios públicos, Embajadas y oficinas consulares.

Las recomendaciones generales de prudencia para Estambul y Ankara son también aplicables al resto de ciudades turcas.

Las zonas que deben ser evitadas son las zonas fronterizas entre Turquía y Siria (mantenerse a distancia mínima de 10 kilómetros), los campos de refugiados instalados por las autoridades turcas en las provincias fronterizas con ese país y las fronterizas con Irak, en concreto las provincias de Sirnak y Hakkari.

Exteriores explica en su página web que los ataques perpetrados en los últimos años en Turquía demuestran la persistencia de la amenaza terrorista en el país y de una serie de organizaciones terroristas implantadas allí.

“Los ataques son, en muchas ocasiones, indiscriminados y han tenido entre sus objetivos lugares turísticos”, añade.

1 Comentario

  1. El último párrafo del artículo no tiene desperdicio…
    Este país (entero), debería sacar al Ejército y reforzar a las FCS en todos los sitios estratégicos y en la vigilancia de la población. Cada vez está este grave problema más cerca.
    Es evidente que los filtros de seguridad, se deberían poner en los accesos a los edificios de los transportes públicos. Cueste lo que cueste.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here