El Govern afirma que la economía balear no se verá perjudicada inicialmente por el “Brexit”

FOTO: CATI CLADERA

La economía balear no se verá “inicialmente perjudicada” por la incertidumbre del resultado del referéndum británico, según un primer análisis del Govern balear, que se ha reunido hoy con el sector empresarial y sindical de las islas para tratar la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

La presidenta de Baleares, Francina Armengol, ha presidido este encuentro en el Consolat de Mar al que han asistido también el vicepresidente y conseller de Innovación, Investigación y Turismo, Biel Barceló; el de Trabajo, Comercio e Industria, Iago Negueruela, y la titular de Hacienda y Administraciones Públicas, Catalina Cladera.

Esta mañana, antes del encuentro, Armengol ha manifestado la inquietud del Govern por los efectos del “brexit”, pero ha hecho un llamamiento a la “tranquilidad” y ha proclamado su “europeísmo convencido”.

“Es una situación nueva que se tiene que valorar”, pero “no es una preocupación económica inmediata” porque el Reino Unido aún tiene que negociar su salida de la Unión Europea en un proceso que no será breve, ha subrayado la presidenta

La dirección general de Economía y Empleo ha elaborado un informe donde se indica que la economía balear se encuentra actualmente en un proceso “alcista” con una previsión de crecimiento del 4 % del VAB para 2016, por lo que “no se prevé que se vea inicialmente perjudicada por la incertidumbre” del resultado del referéndum británico.

En este informe se subraya que el crecimiento de la economía balear es “sólido” y a corto plazo “no se esperan” elementos que conduzcan a una revisión a la baja de estas previsiones de crecimiento.

El vicepresidente del Govern ha calificado de “mala noticia” la consulta del Reino Unido, pero ha transmitido un “mensaje de tranquilidad” a todos los ciudadanos, residentes y visitantes británicos.

En el referido informe se indica que el efecto de la salida del Reino Unido de la UE en la economía balear dependería, en gran medida, de la incertidumbre que generara el proceso de desconexión británico en los agentes económicos y financieros a nivel mundial.

Como las negociaciones en la aplicación del artículo 50 del Tratado de Lisboa serán largas, en principio dos años, hay tiempo para “consideraciones de todo tipo”, señala el informe.

Un primer escenario “positivo” prevé que el Reino Unido acepte formar parte del Espacio Económico Europeo y jugar un papel similar al de Noruega. Por tanto, se produciría “una desconexión amistosa” que “no tendrían consecuencias para Baleares” y su economía.

Un segundo escenario “menos positivo” supondría que Reino Unido y la UE no lleguen a un acuerdo mínimo de establecimiento de relaciones comerciales, lo que conduciría a una “situación de incertidumbre general” con efectos sobre el turismo y las relaciones comerciales exteriores.

El conseller de Trabajo ha insistido en transmitir un “mensaje de tranquilidad” y ha afirmado que “el Govern balear seguirá trabajando para que el proyecto europeo siga fortaleciéndose”.

La victoria de los partidarios de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, ha dicho, supone “un reto sin precedentes para Europa que sólo se podrá superar con una Europa más democrática y social”.

El ejecutivo autonómico ha recogido las valoraciones y preocupaciones de patronales y sindicatos para trabajar de forma “totalmente coordinada”, con el espíritu del diálogo social que está impulsando el Govern balear en esta legislatura.

El número de turistas británicos que visitan las islas superan los 3 millones de personas, un 25 % de los visitantes del archipiélago balear.

Este mercado emisor tiene un peso más importante en Menorca, donde el número de turistas británicos se acerca al 40% de su mercado, mientras que el peso en Ibiza es del 28 % y en Mallorca, del 22 %. El gasto turístico por persona efectuada por los británicos (872 euros por estancia) es inferior a la media del gasto por persona a nivel general (912 euros).

El peso del paquete turístico dentro del gasto total del turista británico es 10 puntos superior a la media, hasta alcanzar el 44 %. De este modo, los gastos en destino son menos importantes para este mercado que por el resto de nacionalidades.

“En otras palabras”, indica el informe del Govern, una caída del 10 % de la libra esterlina tendría un impacto máximo del 0,6 % del gasto turístico total.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here