Carmen Iglesias vive “con mucha pena” el distanciamiento familiar entre Felipe VI y la infanta Cristina

La directora de la Real Academia de la Historia, Carmen Iglesias, vive “con mucha pena” el distanciamiento familiar entre Felipe VI y la infanta Cristina, quien ha cometido “errores” y debería hacer algún “gesto”, si bien la considera una persona “valiosa” a la que sigue teniendo “mucho cariño”.

En un encuentro informativo organizado por la revista Vanity Fair, Iglesias, que fue tutora de la infanta en la Universidad y más tarde impartió clases de Historia a don Felipe, ha respondido así a una pregunta sobre “cómo ha vivido el desgarro familiar que se ha producido entre ambos, a propósito del caso Nóos”.

“Con mucha pena -ha sido su respuesta-, porque, con la infanta Cristina… Fui su tutora todo el tiempo de la Universidad, tiene muchas cosas positivas y, realmente, estos errores cometidos son un antes y un después para ella misma”.

Tras insistir en que lo siente mucho y precisar que sigue teniendo “mucho cariño” a doña Cristina, la académica ha recordado que, “en su momento”, a raíz del caso Nóos, ya dijo que la infanta tenía que haber hecho algún “gesto”, y se ha referido al próximo desenlace del proceso judicial para añadir: “A ver qué pasa”.

“Para mí ha sido muy triste, porque son personas valiosas y se cometen errores a veces”, ha concluido.

En otra respuesta, Iglesias ha afirmado que la Monarquía “tiene futuro” en España y, después de destacar que ella ha “conocido bastante cómo se ha formado” don Felipe, ha elogiado al Monarca, que “es producto de la Constitución” y producto de la propia democracia española.

“En una monarquía parlamentaria yo me encuentro muy a gusto”, ha insistido la académica, quien ha valorado la “estabilidad” que aporta a España, donde esta institución aúna “la tradición y lo pragmático”.

Durante este encuentro informativo, Carmen Iglesias ha defendido el concepto “liberal” frente a quienes lo confunden con “neoliberalismo” y ha proclamado: “No tenemos los gobernantes que nos merecemos”, porque “hay un exceso de reverencia a los políticos”.

La académica, contraria a debates electorales “entre mujeres” y recelosa del sistema de cuotas femeninas, considera que el debate entre los cuatro principales líderes fue “agresivo” y de “nivel bajo” y culpa del éxito del “populismo” de Podemos a los “viejos partidos” que “descuidaron la educación” durante décadas, lo que ha fomentado el desconocimiento y “la tergiversación de la Historia”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here