Baleares no llega a la cobertura media de velocidad de internet

Las redes de internet con velocidades superiores a los 10 Mbps (megabytes por segundo) llegan al 88,1 % del territorio español, una cobertura media que no alcanzaron Baleares, Galicia, Canarias, Cantabria, Asturias, Castilla y León y Andalucía.

Según el informe de cobertura de banda ancha en España en el primer trimestre de 2016, elaborado por el Ministerio de Industria, ninguna de estas Comunidades Autónomas alcanzó la media nacional (88,1 % del territorio, frente al 85 % del primer trimestre de 2015), registrándose los peores niveles de cobertura en Galicia (69,3 %), Canarias (76,7 %) y Cantabria (82,7 %).

La Comunidad de Madrid (98,1 %), La Rioja (95,8 %) y Melilla (95,8 %) fueron las tres regiones con mayor población con capacidad de acceso a servicios superiores a los 10 Mbps.

El dato de cobertura es el resultado de agrupar todas las tecnologías fijas de transmisión de datos disponibles en el mercado, entre las que se incluyen las convencionales líneas de cobre y redes de fibra óptica.

El 96,5 % de los españoles tuvo garantizado el acceso a velocidades superiores a los 2 Mbps, con Galicia como la comunidad con menor cobertura (85,6 % de la población) y La Rioja, la de mayor (99,5 %).

El 71,2 % de los españoles tuvo garantizada una red de velocidad igual o superior a los 30 Mbps, un porcentaje al que no llegaron Castilla La-Mancha, Extremadura, Canarias, Galicia, Castilla y León, Andalucía, Islas Baleares, Cantabria y Aragón.

Las diez comunidades restantes -Cataluña, Navarra, Comunidad Valenciana, Murcia, Asturias, Ceuta, La Rioja, País Vasco, Comunidad de Madrid y Melilla- superaron la citada media para velocidades superiores a los 30 Mbps.

A las velocidades más altas del mercado, de media el 65,7 % de los españoles pudo acceder a redes fijas con velocidad superior a los 100 Mbps.

En este caso, por debajo de la media se situaron 10 comunidades (Extremadura, Castilla La-Mancha, Canarias, Castilla y León, Andalucía, Galicia, Islas Baleares, Aragón, Cantabria y Murcia) y por encima las 9 restantes (Cataluña, Navarra, Comunidad Valenciana, La Rioja, Asturias, Ceuta, País Vasco, Comunidad de Madrid y Melilla).

Para redes no fijas -es el caso de servicios inalámbricos de tipo 3G y 4G, entre otros- los niveles de cobertura fueron mejores en relación a las instalaciones fijas de cable.

En el caso del 3G, prácticamente el 100 % de la población tuvo acceso a estos servicios, mientras que para la 4G la media de acceso bajó a un 90,5 %.

Por debajo de la media nacional, en el caso de 4G, se situaron 9 comunidades (Castilla-La Mancha, Extremadura, Castilla y León, Navarra, La Rioja, Aragón, Galicia, Andalucía y Asturias) y las 10 restantes por encima (País Vasco, Cataluña, Canarias, Cantabria, Comunidad Valenciana, Murcia, Islas Baleares, Ceuta, Comunidad de Madrid y Melilla).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here