[VÍDEO] La fuga de un hipopótamo de un circo de Huelva alerta de nuevo sobre la escasa seguridad de estos espectáculos

La organización InfoCircos lamenta el riesgo al que los vecinos de Palos de la Frontera, en Huelva, fueron sometidos ayer al encontrarse rondando por las calles del municipio a un hipopótamo, el animal que más muertes causa en África según las estadísticas. Pipo, que así se llama el paquidermo, se había escapado del Circo Roma Dola, que lleva instalado en la localidad onubense varios días. Por fortuna sus más de dos toneladas de peso no ocasionaron daño ni incidente alguno y logró ser conducido, después de su largo paseo, de regreso a la carpa con la ayuda de la policía y de sus cuidadores.

En el Circo Roma Dola ya saben lo que es salir corriendo detrás de un animal. Esta es la tercera vez que Pipo se fuga. Anteriormente un dromedario se dio una vuelta por el paseo marítimo de Ibiza e incluso un cachorro de león estuvo horas deambulando por las calles de Can Picafort, en Mallorca. Todos ellos ejemplos de que los animales salvajes no se acostumbran a vivir en cautividad y ansían siempre la libertad. Y cuando consiguen huir de los circos, dada la cercanía de las viviendas, ponen en riesgo la integridad física de las personas.

Para la Federación de Veterinarios Europeos el uso de mamíferos salvajes en circos itinerantes “está injustificado” dado su “escaso o nulo valor educativo, conservacionista, económico y desde el punto de vista de la investigación”. Sin entrar en consideraciones de bienestar animal, también “pueden causar daños físicos al público y sus cuidadores, así como transmitir enfermedades zoonóticas”. La federación asegura que “las encuestas muestran que una abrumadora mayoría de la población apoya la prohibición de usar animales salvajes en espectáculos circenses”.

Desde el Circo Roma Dola siempre han tratado de ocultar estas fugas, aunque las pruebas documentales de los asombrados vecinos, que hacen fotografías y vídeos de los animales durante sus paseos y luego las cuelgan en las redes sociales, les dejan en evidencia. Desde InfoCircos se iniciarán las gestiones para tratar de buscar algún un centro de residencia más adecuado para el animal, cuyas características etológicas requieren de cuidados específicos imposibles de proporcionar en un circo.

1 Comentario

  1. No se llama Pipo,se llama Xisca y vive en canPicafort,se pinchaba todo lo que se mobía,por eso la gente cuando la veía se quedaba quieta,era mucho de apertura fácil,aparte de los cuernos la deje por que tenía barba y pinchaba al besar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here