3 mayo 2016

Un médico mallorquín logra lo impensable: circula a una media de 240 km/h durante 50 horas seguidas

Un médico mallorquín logra lo impensable: circula a una media de 240 km/h durante 50 horas seguidas

Según parece, en Baleares contamos con un conductor de récord, y no es un conductor que haya batido cualquier marca sino que ha sido capaz de recorrer con un coche 12.000 kilómetros en 50 horas o, lo que es lo mismo, ha circulado ininterrumpidamente a 240 kilómetros/hora durante ese periodo sin pararse si quiera a dar un trago.

O al menos así lo considera la agencia de vehículos de alquiler Avis que ha bloqueado la tarjeta de uno de sus clientes al cargarle ese kilometraje sin pararse a meditar lo absurdo de la situación.

El hombre-récord (¿o vehículo-récord?) nos ha contado su historia.

Según nos ha explicado, el pasado día 22 de abril un grupo de médicos de Palma se desplazó a la Península para participar en un torneo de fútbol y para ello alquilaron cuatro coches a la referida agencia de tal forma que al afectado por todo este asunto le tocó conducir uno de los mismos y dar sus datos personales y bancarios como garantía.

Nos cuenta el médico que el trayecto realizado fue de “Barcelona a Boltaña (Huesca),es decir, menos de 300 kilómetros, distancia que recorrimos de ida el viernes y de vuelta el domingo. En total, unos 600 km a los que se pueden añadir otros 50-100 km que hicimos por los alrededores de la zona”.

Un médico mallorquín logra lo impensable: circula a una media de 240 km/h durante 50 horas seguidasY asegura que el viaje “acabó sin incidencias, de tal forma que al devolver el vehículo no se me indicó que hubiera algún problema ni ningún cargo pendiente al cerrar el alquiler y aunque reconozco que no comprobé los kilómetros –mía culpa- lo que puede ser achacado a mi incompetencia y, seguramente, hasta tendría las de perder en caso de que se me achacasen n 200 o 500 km de más, aunque yo supiera que no los había hecho”.

Pero la sorpresa le llegó unos días después cuando recibió una factura en la que se cargaban más de 1.500 euros por haber sobrepasado los 1.100 kilómetros permitidos en el alquiler y haber recorrido eso, 12.000 kilómetros –recordémoslo de nuevo, en 50 horas-

Y ese recargo le trajo aparejado el bloqueo de su tarjeta de crédito hasta que no abone la cantidad que le reclaman.

Un sencillo cálculo indica que para lograr ese kilometraje en esas horas el conductor debería haber circulado a 240 kilómetros/hora de forma ininterrumpida.

Así, nuestro protagonista contactó con la agencia esperando una rápida solución al problema: “Se lo intenté hacer ver al servicio de atención al cliente de Avis tanto por vía telefónica (teléfono 902) como por internet, con la intención de que, al ver lo absurdo de la factura, me dijeran que automáticamente quedaría anulada. Sin embargo, y para mi sorpresa, no han reconocido el error de la facturación y me han dicho que tenía que seguir el camino habitual de reclamación, lo que probablemente suponga unos cuantos días de retraso en el desbloqueo de la tarjeta, con todos los problemas que me causa”.

Una muestra más de la indefensión a la que se ve sometido el usuario “incluso cuando se produce un error tan claro por parte de ellos”.

Y acaba el hombre proponiendo que Avis se presente “como escudería a las 24 horas de Lemans siendo yo el piloto porque el pódium, está asegurado… y también en Fórmula 1”

También te puede interesar

26 Responses

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.