La conductora que este pasado sábado tuvo un accidente de tráfico y se dio a la fuga abandonando a tres amigos que iban con ella y resultaron heridos, se entregó a la Policía pocas horas después.

Según la versión relatada por la joven, ella no iba bebida y fueron sus propios amigos quienes la instaron a marcharse al asegurarla que estaban bien pero que a ella “la iban a detener por lo ocurrido”.

Así, parece que la joven se dejó llevar por los nervios más que por la cabeza, y tomó la equivocada decisión de marcharse del lugar.

Hay que recordar que el accidente tuvo lugar sobre las 3:45 horas frente al IES Son Pacs cuando el vehículo, ocupado por cuatro personas, acabó empotrándose contra el semáforo ubicado frente al centro de enseñanza.

La a conductora se apeó entonces del vehículo y abandonó  a sus compañeros quienes fueron trasladados hasta un centro hospitalario con heridas de pronóstico reservado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.