El pasado día 5 de mayo, la Policía Nacional llevó a cabo una nueva redada en el poblado gitano de Son Banya a raíz del cual se detuvo a seis personas y se desarticularon dos clanes “muy activos en el tráfico de heroína, cocaína y hachís”:

En los registros practicados se intervinieron 50.000 euros en efectivo, 600 gramos de cocaína 350 gramos de hachís, balanzas de precisión, sustancia para corte, cuatro vehículos, diversos efectos de electrónica y telefonía, 10 gramos, de heroína en roca y 25 papelinas.

Una operación desarrollada por laUdyco (grupo de Estupefacientes), con el apoyo de efectivos UPR (Unidad de Prevención y Reacción) y Rayos de la BPSC (Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana).

Y una operación que demuestra, una vez más, que el poblado permanece como punto central en la venta de estupefacientes en la isla pese a las innumerables redadas y acciones llevadas a cabo por la Policía Nacional.

Acciones que parecen no poder poner fin al problema por lo que esta semana quisimos conocer la opinión de nuestros lectores sobre el tema: ¿Debería desaparecer Son Banya?

Y la respuesta de nuestros lectores ha sido clara: El 74% de quienes han respondido lo han hecho en sentido afirmativo mientras que el 23% considera que el poblado no debería desaparecer..

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.