Liberada en Palma una menor obligada a ejercer la prostitución por sus propios familiares

Agentes de la Policía Nacional han liberado a una menor, de 17 años, que estaba siendo obligada a ejercer la prostitución por su prima y la pareja sentimental de ésta en un club de alterne en Palma.

Ambos han sido detenidos y han ingresado en prisión provisional sin fianza. La explotadora fue quien inició a la menor en la prostitución, explicándole cómo actuar con los clientes y determinando incluso los precios a cobrar por sus servicios, según informa la Dirección General de la Policía en un comunicado.

DOCUMENTOS FALSIFICADOS

La labor de la Policía Nacional en la detección de posibles víctimas de trata de seres humanos llevó a los agentes a descubrir que una menor de edad que estaba siendo explotada sexualmente en un club de alterne de Palma.

Así, una vez identificada y localizada, los policías actuaron de inmediato y lograron su liberación, además de ofrecerle todas las ayudas previstas por la legislación para estos casos.

En el momento de la identificación los explotadores mostraron a los agentes un documento que supuestamente acreditaba que la menor se encontraba dada de alta en la seguridad social y que posteriormente los investigadores corroboraron que era falsificado y que resultó corresponder a otra mujer que en ese momento se encontraba fuera de España.

La víctima, procedente de Guinea Ecuatorial, había viajado a través de Marruecos hasta llegar a Barcelona y de ahí a Palma de Mallorca, donde llevaba aproximadamente un mes.

Una vez allí había sido acogida por sus explotadores, una prima de su madre y su pareja sentimental, que regentaban un club de alterne en la playa. Fue esta mujer quien inició a la menor en la prostitución, explicándole cómo debía comportarse con los clientes y marcando los precios que debía cobrar por sus servicios.

TELÉFONO CONTRA LA TRATA, ANÓNIMO Y CONFIDENCIAL

Esta operación se enmarca dentro del Plan Policial contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual, que en enero de 2015 inició su segunda fase.

En su inicio, en 2013, la Policía Nacional activó la línea telefónica 900 10 50 90 y el correo [email protected] para facilitar la colaboración ciudadana y la denuncia, anónima y confidencial, de este tipo de delitos.

La operación ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras y de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Palma de Mallorca.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here