La Comisión de Patrimonio da luz verde al proyecto de rehabilitación del casal de Ca n’Olesa

La Comisión de Patrimonio da luz verde al proyecto de rehabilitación del casal de Ca n'OlesaEl proyecto de restauración y rehabilitación del casal de Ca n’Olesa ha recibido este martes la aprobación de la Comisión Insular de Patrimonio Histórico, tras casi un año de trabajo.

“Ha sido un proceso complejo”, ha explicado la directora insular de Patrimonio, Kika Coll, al explicar que “Can Olesa está declarado Bien de Interés Cultural y se han tenido que hacer controles arqueológicos, ha requerido toda una documentación histórico-artística y saber qué intervenciones se pueden llevar a cabo o no”.

Ahora el proyecto pasa a manos de la Comisión de Centro Histórico del Ayuntamiento de Palma.

El casal de Can Olesa es un edificio emblemático del centro histórico de Palma, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) no sólo por el valor del inmueble sino también por el singular valor que presenta el conjunto de este con su decoración y mobiliario.

De propiedad privada, en agosto de 2015 tuvo entrada en el Consell de Mallorca un proyecto de restauración y rehabilitación, al que, después de un intenso proceso de tramitación, la Comisión Insular de Patrimonio Histórico ha dado luz verde con una serie de prescripciones.

Toda intervención, por ejemplo, se deberá llevar a cabo contando con un arqueólogo y conservador-restaurador, que formarán parte del equipo asesor a la dirección de obra.

“Lo que quiere el propietario es adecuar su uso a los tiempos actuales con un proyecto de reforma para uso particular”, ha explicado Coll, quien además ha detallado es que esto implica que “se hayan planteado una serie de modificaciones que no existían en este casal como un posible ascensor o un cambio de usos en los porches”.

“Se ha respetado mucho todo lo que es mobiliario, tejidos, todo lo que da un valor añadido a este casal más allá de la parte arquitectónica”, ha aseverado.

En cuanto al traslado temporal de los bienes muebles de Can Olesa, los datos de controles mensuales se remitirán al Servicio de Patrimonio por si fuera necesario hacer cambios en las condiciones de almacenamiento.

Este traslado temporal, debido a la ejecución de las obras, deberá durar el menor tiempo posible, previendo el regreso a su lugar tan pronto como se pueda.

El desmontaje, embalaje, traslado, ubicación temporal y colocación deberá contar con la participación de un conservador-restaurador. Y si se ha de llevar a cabo cualquier intervención sobre estos bienes muebles deberá presentar proyecto al Servicio de Patrimonio Histórico del Consell para su autorización previa.

Por último, Coll ha destacado el trabajo que han llevado a cabo tanto el equipo que se ha encargado de la propuesta de restauración como la de los técnicos del Departamento de Patrimonio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here