La Agencia de Disciplina Urbanística (ADU) ha precintado unas obras sin licencia en suelo rústico en el municipio de Algaida. La decisión de precintar las obras se ha tomado por la falta de colaboración de la propiedad para detener los trabajos.

Hace unos días, el ADU ordenó la paralización. En total, los inspectores hicieron 4 visitas solicitando la parada voluntaria. Sin embargo, hoy, miembros de la Agencia se han tenido que desplazarse hasta los terrenos, acompañados de la Guardia Civil, para precintar las obras.

La infracción es considerada grave porque se trata de la construcción de una nueva vivienda y una piscina en una finca donde no existía ninguna edificación. Además, los terrenos no tienen la parcela mínima para que se pueda autorizar la vivienda. Se trata de una finca de unos 7.000 metros cuadrados cuando, legalmente, se necesitaría el doble de superficie como mínimo.

A partir de este momento, si la propiedad vulnera el precinto y continúa con las obras, la ADU se verá obligada a aplicar la Ley del suelo de las Islas Baleares. Por ello, se denunciarían los hechos ante la Fiscalía por haber cometido un presunto delito penal.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.