La Guardia Civil se ha hecho cargo de las investigaciones para aclarar las circunstancias que rodean al fallecimiento de una mujer que ha sido encontrada muerta y devorada, parcialmente, por las ratas.

El cuerpo se hallaba en el interior de una finca ubicada entre Montuïri y Porreres y ha sido encontrado por una vecina que ha relatado a la Benemérita que le ha llamado la atención el hecho de ver a uno de los cuatro perros de su vecina suelto por los terrenos pero que esta llevaba sin dar señales de vida desde hacía unos cuatro días.

Así, la mujer ha intentado localizarla y, finalmente, ha podido ver desde el exterior el cuerpo de la mujer tirado en el suelo. Ante el miedo de ser atacada por los perros no se ha decidido a entrar y ha llamado a la Guardia Civil que, a los pocos minutos, ha desplazado una dotación de Villafranca y se ha encontrado con la macabra escena.

Las investigaciones continúan para aclarar lo sucedido aunque se ha descartado que la muerte fuera violenta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.