2 mayo 2016

Empiezan las obras de desescombro del restaurante que ardió en Es Pla de Fornells

Empiezan las obras de desescombro del restaurante que ardió en Es Pla de Fornells

El conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, ha supervisado este lunes el comienzo de las obras de desescombro de los restos del restaurante Es Pla, de Fornells.

Esta actuación, que se prolongará hasta finales de esta semana, ha sido adjudicada por 22.000 euros a la empresa Triatges Menorca, según han informado fuentes del Govern.

A partir de hoy se inicia un proceso participativo con el objetivo que todos los vecinos de Fornells puedan tomar parte en la definición del nuevo plan de ordenación del puerto y en el futuro destino que se dé en el espacio que ocupaba el restaurante de Es Pla”, ha señalado Pons.

Cabe recordar que el restaurante Es Pla estaba ubicado en la zona de servicio de la instalación portuaria de Fornells.

Un incendio asoló la construcción en la madrugada del pasado 2 de febrero de 2016, dando como resultado su declaración como siniestro total por parte de las compañías aseguradoras.

Después del incendio, y teniendo en cuenta que la gran mayoría de la estructura es ligera y altamente inflamable, el edificio ha quedado reducido a varias estructuras aisladas de bloque cerámico u hormigón; mientras que el resto quedó convertido en una gran cantidad de materiales calcinados, en su mayoría metálicos, procedentes de las estructuras de la cubierta y de la maquinaria que tenía el restaurante.

La actuación que ha empezado este lunes tiene por objetivo desescombrar y limpiar la totalidad de los restos del edificio. Una vez finalizadas estas tareas se procederá a colocar una valla metálica de bajo impacto con paneles de dos metros de altura unidos mediante palos galvanizados.

La demolición se llevará a cabo en dos fases: una primera centrada en el cercado de la zona, y posteriormente, se llevarán a cabo las tareas de desescombro propiamente dicho.

Asimismo, se recogerán los elementos de servicio público que se puedan ver afectados por la demolición, como por ejemplo tapas y alcantarillas, puntos de luz o faroles entre otros.

El sistema para realizar esta acción es de tipo mixto; es decir, una fase inicial manual que, debido a las malas condiciones en las que se encuentra el edificio, será lo más breve posible para evitar riesgos para los trabajadores.

En esta primera fase se extraerán todos los elementos fácilmente desmontables y los materiales considerados peligrosos como, por ejemplo, restos de maquinaria.

Una vez finalizada la fase de extracción manual, se empezará con el desescombro mecánico del resto de elementos. La retirada de los escombros se llevará a cabo con una retroescavadora. Todo el producto resultante del desescombro se trasladará a sistemas de gestión de residuos.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.