5 Mayo 2016

El juez decreta prisión sin fianza para el jefe del servicio de Control de Actividades del Ayuntamiento

El juez decreta prisión sin fianza para el jefe del servicio de Control de Actividades del Ayuntamiento

El titular del Juzgado de Instrucción número 12 de Palma, Manuel Penalva, ha decretado prisión provisional sin fianza para el jefe del servicio de Control de Actividades del Ayuntamiento de Palma, Pedro T., quien fue arrestado esta semana en el marco de la causa que investiga la trama de corrupción urdida en la Policía Local en forma de extorsiones y amenazas a empresarios turísticos con la connivencia de altos cargos políticos.

Del mismo modo, ha acordado prisión bajo fianza para el abogado externo Jaime O., quien ya ha depositado la caución. Ambos han prestado declaración ante el juez a lo largo de toda la mañana.

Recientemente, el magistrado prorrogó un mes más el secreto de las pesquisas en torno a estas pesquisas al advertir de que continúan practicándose “numerosas testificales que siguen arrojando datos incriminatorios contra muchos de los investigados”. La causa se encuentra bajo sigilo judicial desde octubre de 2013.

El juez, en resoluciones anteriores, llegó a calificar de “pseudomafiosas” las prácticas llevadas a cabo por una “organización criminal” cuyos miembros son “auténticos maestros del engaño, la manipulación, la mentira, la ocultación y la alteración de pruebas”.

El ingreso en prisión del funcionario de Cort se suma a la del total de 16 agentes que se encuentran encarcelados por estos hechos, acaecidos principalmente en la Playa de Palma.

El instructor afirma además en sus autos que muchos testigos que se han prestado a colaborar con las investigaciones “no es que tengan miedo, es que están aterrorizados, extremo que se comprueba con constante frecuencia”, toda vez que “los investigados y quienes les apoyan siguen perpetrando actos de intimidación y coacción, incluso defendidos por quien fue su comisario y máximo responsable de la Policía Local”.

De hecho, el instructor detallaba de forma pormenorizada las actuaciones ilegales desplegadas por los agentes investigados, a quienes se refiere como personas “sin escrúpulos” y “delincuentes indignos del uniforme que visten y que tienen por bandera la coacción, la amenaza, la extorsión y la intimidación”.

“No queda otro remedio que destacar la septicemia que invade a una parte de la Policía Local”, asevera el magistrado, quien recrimina a su vez que, aunque “ningún colectivo está exento de padecer la existencia de personas sin escrúpulos entre sus miembros, lo que resulta absolutamente insólito y a la vez descorazonador es que la cabeza visible de esos agentes”, en alusión al excomisario jefe de la Policía Local, Antoni Morey, “ampare, aplauda y aliente a unos presuntos delincuentes que en sus propias palabras considera ejemplos a seguir”.

En concreto, el juez apunta a la comisión de delitos contra la salud pública, tráfico de influencias, prevaricación, negociaciones prohibidas, uso de información privilegiada, coacciones, amenazas, extorsión y nuevos delitos de cohecho cometidos por numerosos agentes “señalados con nombres y apellidos” y cuyas conductas, añade, “están como mínimo al borde del limite jurídico que traza el tipo penal de la sedición”.

“CORRUPCIÓN Y SERVILISMO”

El magistrado incide en que la actuación de los agentes ha quedado “seriamente en entredicho en varios episodios esperpénticos” que ilustran “el grado de corrupción y servilismo que impregna a toda una institución policial, en la que además los policías honrados que cuestionaban internamente o denunciaban públicamente estas prácticas, han sido perseguidos, vilipendiados, humillados, amenazados, coaccionados, intimidados y tratados de forma desigual”.

“En cambio, la actuación delictiva de otros agentes se consentía abierta y descaradamente”, relataba Penalva, quien asevera que entre los ejemplos “más ilustrativos de la desidia mostrada por la cúpula policial” destaca el de los efectivos Daniel Montesinos y Miguel Estarellas, que “es el agente que con casi total seguridad, durante más tiempo y de manera más grosera y retorcida ha actuado”.

También te puede interesar

4 Responses

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.