El incendio de Morna, que calcinó 1.443 hectáreas forestales en Ibiza, cumple cinco años

Este miércoles 25 de mayo se cumplen cinco años del incendio de Morna, que calcinó 1.443 hectáreas de pinar, sabina y matorral. Según ha recordado el Ibanat en un comunicado, el fuego comenzó a las 13.22 horas en la Serra de Morna (Sant Joan de Labritja) y fue causado por un ahumador apícola.

El incendio obligó a desalojar a los vecinos de 89 viviendas, 25 de las cuales no sufrieron daños, 46 presentaron daños leves y 18, graves.

Según ha señalado el Ibanat, hace cinco años la temperatura era de 30 grados, con una humedad relativa del 28 por ciento y soplaban vientos de 15-20 km/h. El fuego llegó a ser declarado de nivel 2, ya que amenazó de manera grave y colectiva a personas y bienes.

Así, se requirió la presencia de la Unidad Militar de Emergencias (UME); intervinieron 23 aeronaves de extinción y coordinación, el mismo número que de medios terrestres, además de 610 personas entre el Ibanat, Protección Civil, agentes de medio ambiente, bomberos de Ibiza, Cataluña y Valencia, y técnicos de Emergencias y la Guardia Civil.

Después de la extinción del incendio forestal se empezó a trabajar en la seguridad de las vías de comunicación. En 2012, según el Govern, se ejecutaron 11 kilómetros. Asimismo, una empresa privada sacó biomasa de la zona quemada en una superficie aproximada de 215 hectáreas, con un aprovechamiento de unas 4.500 toneladas de astilla.

Por otra parte, con la ayuda de un taller de empleo de trabajos forestales se realizaron labores de limpieza, control hidrológico o repoblación en una superficie de cinco hectáreas y se llevó a cabo un programa de control de los árboles afectados, del cual se desprendió que la afección era menor que la que se prevé en estos casos.

Desde entonces, se ha puesto en marcha el Plan de Medidas Transitorias para la Prevención de Incendios Forestales en Ibiza, con los objetivos principales de generar conciencia sobre el riesgo de incendios forestales, incorporar todas las administraciones implicadas en la consecución de estos objetivos y coordinarlas, integrar la iniciativa privada en la prevención y generar autoprotección en las zonas de interfase urbano forestal. Además, se ha aprobado el Plan Forestal de Baleares y el IV Plan General de Defensa contra Incendios Forestales de las Islas Baleares (2015-2024).

Por otra parte, el Consell de Ibiza, con el asesoramiento del Ibanat, ha impulsado en los últimos años un proyecto para ejecutar fajas perimetrales de autoprotección en zonas habitadas y urbanizaciones, aunque todavía no se han cumplido los objetivos de este proyecto. Con el incendio cerca del núcleo de Sant Miquel en Sant Joan de Labritja del año 2015 quedó patente la importancia de estas actuaciones, ya que la zona perimetral de prevención de Sant Miquel sí que había sido ejecutada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here