El conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, ha asegurado que en el último año ningún usuario en pobreza energética en Baleares se ha quedado sin luz por no poder pagar los recibos.

Así lo ha asegurado en respuesta a una pregunta parlamentaria formulada por el diputado Podemos, Alberto Jarabo, quien ha advertido que una de cada cinco familias baleares tiene problemas para pagar las facturas eléctricas.

Ante ello, Jarabo ha opinado que “las compañías eléctricas son las que deberían afrontar las carencias de estas familias”, y ha constatado que desde 2007 las facturas de la luz se han incrementado un 56% de media.

“En un año hemos conseguido que a ningún ciudadano en situación de pobreza energética se le haya cortado la luz”, ha reiterado Pons, quien ha explicado que quien determina el certificado de pobreza energética son los servicios sociales de los Ayuntamientos.

“En el primer año del Govern los ciudadanos ya están notando el cambio”, ha remarcado el conseller.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.