13 Mayo 2016

El Govern aprueba el Código Ético para todos sus cargos

El Govern aprueba el Código Ético para todos sus cargos

El Consell de Govern ha aprobado este viernes el Código Ético que será de aplicación obligatoria a los cargos públicos y personal eventual de la Comunidad Autónoma balear.

Así lo ha anunciado la consellera de Transparencia, Cultura y Deportes, Ruth Mateu, durante la rueda de prensa posterior al Consell, en la que ha repasado algunas de las líneas de este código, como el límite de 30 euros por persona y menú en gastos de manutención o la regulación del uso del coche oficial.

Asimismo, una Comisión de Ética Pública supervisará el cumplimiento del Código, aunque no tiene capacidad sancionadora.

Según ha destacado Mateu, con este código el Govern busca “recuperar la confianza de la ciudadanía en sus instituciones” y, concretamente, “en la actuación cotidiana de los cargos del Govern”.

IMPARCIALIDAD Y OBJETIVIDAD

El código regula comportamientos relativos a la imparcialidad y objetividad, respecto a la toma de decisiones y no incurrir en conflictos de interés.

Así, los cargos públicos deberán abstenerse de participar en la toma de decisiones en las que puedan tener intereses; se abstendrán de realizar cualquier negocio o actividad que pueda chocar con intereses públicos o comprometer la objetividad en sus funciones, y se abstendrán de utilizar sus competencias para beneficiar a terceras personas por intereses ajenos a los propios del Govern.

TRANSPARENCIA

En cuanto a transparencia, será obligatorio publicar los currículums, agendas y gastos de los altos cargos, así como los viajes y obsequios recibidos.

Los cargos públicos y el personal eventual entregarán en un plazo de diez días desde su adhesión al Código ético un currículum para ser publicado en la web de la CAIB.

Los cargos públicos también publicarán su agenda institucional, que incluirá todos los actos de relevancia pública, con especificación del tema de la reunión y del sector con el que se reúnen, todo ello salvaguardando la privacidad.

Además, estarán obligados a presentar declaraciones de patrimonio, intereses y actividades y, con la adhesión al Código ético, consienten que los datos se publiquen en el Portal de Transparencia “en el que la Conselleria está trabajando intensamente”, según ha dicho la Consellera.

Paralelamente, los cargos y personal publicarán en la web todos los desplazamientos realizados en el ejercicio de sus funciones fuera de la respectiva isla, con indicación del motivo, detalles del viaje y gastos a cargo de la Administración.

También indicarán los gastos en transporte, aparcamiento y manutención, y especificar la cuantía y el motivo.

ATENCIÓN A LA CIUDADANÍA Y AUSTERIDAD

Por otro lado, los cargos públicos garantizarán que su gestión tenga un enfoque centrado en la ciudadanía, para lo que la información de contacto será pública y visible.

En cuanto a la austeridad, se regula el uso del coche oficial, gastos de transporte y manutención, y dispositivos electrónicos.

Los desplazamientos se regirán por principios de necesidad y austeridad y en ningún caso se podrán utilizar medios públicos para usos o desplazamientos privados.

Para los desplazamientos, se adquirirán los billetes con la máxima antelación posible y se buscarán las tarifas más económicas.

También se aplicarán criterios restrictivos con respecto al número de personas que se desplazarán, se limitará al máximo el tiempo de estancia y se procurará el uso de transporte público colectivo.

Respecto a los otros gastos (de transporte y manutención), se procurará que las de alojamiento sean las más ajustadas posibles y las de manutención solo serán reembolsadas una vez justificado el importe y el motivo, con el límite de 30 euros por persona y menú, cuando se trate de desplazamientos en el ejercicio de las funciones fuera del municipio del puesto de trabajo, por la asistencia a actos institucionales, atenciones protocolarias y en reuniones de coordinación interna.

Asimismo se regula el uso de dispositivos electrónicos: su petición tendrá que estar justificada y su devolución se tendrá que hacer en un plazo máximo de 15 días, siempre que no se adquiera por su valor residual.

También se restringe la habilitación de espacios de los cargos públicos (reformas de despachos, mobiliario…).

INTEGRIDAD

Otro apartado al que hace referencia el Código Ético es la integridad, alusiva al uso del cargo, regulación de actuaciones sobre atenciones protocolarias y obsequios.

En esta línea, los cargos públicos no podrán invocar su condición ni utilizar su posición institucional para obtener un trato favorable.

Como regla general no se aceptará ni ofrecerá, con cargo al presupuesto de la Administración autonómica, ningún obsequio excepto en los casos de usos sociales de cortesía o de atenciones protocolarias. En cualquier caso, se evitará la aceptación de cualquier obsequio que pueda conducir a una situación de conflicto de interés.

Aunque por regla general no se aceptará ningún regalo, de forma excepcional se podrán aceptar obsequios de cortesía por parte de personas físicas, entidades sin ánimo de lucro o cualquier institución pública, siempre que quede totalmente descartada cualquier aparente situación de conflicto de interés y que tenga un valor de escasa cuantía.

Los cargos públicos que reciban un regalo, atención protocolaria u obsequio de cortesía lo introducirán en el registro de atenciones protocolarias y obsequios, que se publicará en la web institucional y en el Portal de Transparencia.

COMISIÓN DE ÉTICA PÚBLICA

Para vigilar el cumplimiento del Código, el Govern creará la Comisión de Ética Pública, formada por un presidente (el secretario general de la Conselleria de Transparencia), un secretario y tres vocales que serán “personas independientes con experiencia en materia de ética pública”.

Sus principales funciones son atender las consultas formuladas por los cargos, plantear recomendaciones y modificaciones del Código, elaborar un informe anual de supervisión del cumplimiento del Código, así como asesorar a los órganos competentes de la adopción de medidas en caso de incumplimiento del Código.

Esta Comisión no tiene capacidad sancionadora, de forma que sus informes se elevarán al órgano competente para que actúe si lo considera necesario.

Asimismo, lo aprobado este viernes es solamente un código que no tiene rango de ley, pero si la Comisión realiza una recomendación, “tendría que estar bien justificado que no se escuche”, según ha dicho la consellera.

¿QUÉ OCURRE SI UN CARGO RESULTA IMPUTADO?

Sin embargo, como ha destacado la consellera Mateu, este código es una acción “preventiva” por lo que ha evitado detallar qué ocurriría si un alto cargo que ha firmado el Código Ético fuera investigado -imputado- en una causa judicial.

En este sentido, Mateu ha señalado que no han querido recoger esta cuestión en el Código Ético ya que “este tema viene regulado en los códigos éticos de cada partido”.

Además, ha apuntado que “la lucha contra la corrupción se debe desarrollar desde diferentes ámbitos” y “la actuación penal debería ser más rápida de lo que es actualmente”.

También te puede interesar

2 Responses

  • 30 euros para el menú…!!! Con ese dinero pasa una familia de cuatro personas al día. Esto es de traca…
    Que se paguen de su bolsillo la comida, con el sueldo que ganan, como cualquier trabajador.
    Y éstos son los que tienen que sacar a esta Comunidad de su pésimo estado económico. Si tienen dignidad…que donen ese dinero a asociaciones benéficas, y de esta forma dignificaran su cargo.
    Viendo a algun@…le hace falta algo de dieta…

  • Pues que empiezen con el 061

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.