asesinato pollença

Ioan Ciotan, el hombre que este domingo asesinó a su mujer en el Port de Pollença no se arrepiente de lo que hizo y ha declarado que lo hizo por celos.

Al parecer, la pareja se hallaba separada y su mujer, Lucía Patrascu, había alquilado un piso en el Port de Pollença.

Sin embargo, Ioan no acabó de aceptar la situación y, según refirieron varios testigos el mismo día del asesinato, comenzó a seguirla y a acosarla por la calle hasta que este domingo accedió al interior del piso que ella ocupaba y la mató a puñaladas en la terraza y ante la vista de varios vecinos que se asomaron a ver lo que ocurría al oír los gritos desesperados de la mujer.

El hecho de que el asesino confeso haya declarado que no se arrepiente de lo que hizo casa con la versión de quienes tuvieron la ocasión de hablar con él cuando, tras el asesinato, bajó a la calle y se sentó en la acera con total tranquilidad y asegurando  a todo quien quiso oírle “la he asesinado yo y pueden detenerme cuando quieran”

En ese momento, el individuo aseguró, además, que lo hizo porque era “una hija de puta”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.