El aeropuerto de Son Bonet acoge un simulacro de accidente aéreo con una avioneta

El aeropuerto de Son Bonet ha realizado este jueves un simulacro de accidente aéreo con el objetivo de evaluar los procedimientos de actuación y coordinación establecidos en el programa de revisión de su plan de emergencia.

De esta manera, ha analizado la eficacia de este programa y ha podido comprobar el grado de conocimiento e integración de los diferentes colectivos implicados (internos y externos) en la atención de una emergencia aeroportuaria.

Según ha informado Aena en un comunicado, su cometido fundamental es garantizar, por un lado, la protección de las vidas humanas y los bienes que pudieran verse afectados por un incidente de ese tipo y, por otro, la continuidad o restablecimiento de la operatividad aeroportuaria.

Con este ejercicio, Son Bonet cumple con la normativa de la Organización de Aviación Civil Internacional en materia de planificación de emergencias en los aeropuertos, y, además, atiende a la legislación que aplican las administraciones nacionales, autonómicas y locales, que obligan al gestor de una instalación aeroportuaria a contar con un Plan de autoprotección. Esta práctica obedece al compromiso de Aena de ofrecer un servicio de calidad y seguro.

ACCIDENTE DE AVIONETA

En concreto, el simulacro desarrollado ha tenido como centro del guión el accidente de una avioneta Piper PA-34 Seneca de la escuela Panamedia Nota de prensacon seis personas a bordo, un instructor y cinco alumnos, en la maniobra de aterrizaje.

Así, la aeronave ha comunicado al Centro de Operaciones (Ceops) problemas con el tren de aterrizaje antes de iniciar la maniobra, con lo que Ceops ha activado el plan de emergencia, y los bomberos se han ubicado en la salida de pista más próxima a la zona prevista de aterrizaje.

El Ceops ha avisado a la aeronave cuando el Servicio de Extinción de Incendios (SSEI) estaba preparado para la toma, y además ha activado los avisos a los organismos externos necesarios.

Entonces, la aeronave se ha estrellado contra el terreno sin provocar fuego al tomar tierra. En su interior se encontraban dos alumnos heridos atrapados y un tercero ha resultado muerto al salir disparado al exterior de la aeronave por el impacto.

El resto de tripulantes se encuentran ilesos y salen por su propio pie de la avioneta. De esta manera, Bomberos, Seguridad y Guardia Civil se personan en el lugar del accidente y el SSEI inicia las labores de aseguramiento de la aeronave para que los sanitarios puedan estabilizar a los heridos en su interior.

Es entonces cuando los bomberos de Son Bonet, del Aeropuerto de Palma y del Consell pueden iniciar, una vez estabilizados por los sanitarios, la excarcelación de los heridos atrapados.

Constituida el área de socorro y clasificados los heridos para determinar el orden de prioridad en su tratamiento y transporte, se han estabilizado y evacuado por parte de los efectivos sanitarios.

Mientras, los familiares de las personas implicadas en el accidente serán atendidos por miembros de la escuela de la aeronave siniestrada, que les deriva a la Sala de Familiares; y allí, en un caso real, por psicólogos de la Cruz Roja y la persona de contacto de la Dirección General de Emergencias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here