Dos de cada tres fallecidos en accidente de tráfico se producen en carreteras convencionales

En lo que llevamos de año,  dos de cada tres personas fallecidas en carreteras interurbanas, lo fueron en accidentes de tráfico que tuvieron lugar en vías convencionales, carreteras en las que el índice de letalidad es el doble que en autopistas y autovías y  objetivo prioritario de la Dirección General de Tráfico para reducir la siniestralidad

Por este motivo, Tráfico pone en marcha durante esta semana (del 9 al 15 de mayo) una nueva campaña de vigilancia control  y concienciación de los riesgos que supone la circulación en carreteras convencionales.

Este tipo de campañas intensivas y planificadas en un periodo de tiempo concreto tienen como principal objetivo llamar la atención de los conductores sobre las peculiaridades que tienen este tipo de carreteras, al  tiempo que concienciar a los distintos usuarios de la vía de la necesidad de tener un comportamiento correcto y seguro al volante.

Durante los siete días de campaña, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, comprobarán que se cumplen los límites de velocidad establecidos en las carreteras, que los adelantamientos se realizan de forma correcta, que se conduce sin la presencia de alcohol y/o drogas, que se hace uso del casco y de los sistemas de retención o que la documentación tanto del conductor como del vehículo es correcta, es decir, todos y cada uno de los comportamientos necesarios para llegar a conseguir el objetivo de 0 fallecidos.

Además de la vigilancia  a pie de carretera, también se  realizará desde el aire con los helicópteros de los que dispone la DGT, incluidos los Pegasus.

 

RAZONES DE PESO

 

Algunos de los motivos que llevan a la DGT a realizar periódicamente campañas intensivas en carreteras convencionales son:

  • De las 1.688 personas fallecidas en accidente de tráfico en 2014, (último año con datos consolidados a 30 días) 957 lo fueron en un accidente que tuvo lugar en una carretera convencional (vías que no están desdobladas y solamente tienen un carril en cada sentido)

A estos 957 fallecidos hay que sumar los 3.813 heridos graves que resultaron heridos en accidente ocurridos en carreteras secundarias.

  • Las carreteras secundarias son menos seguras que las vías desdobladas ya que las intersecciones y las incorporaciones suelen estar al mismo nivel, los trazados de las carreteras son más antiguos, hay muchos tramos montañosos,  es necesario invadir el sentido contrario al adelantar… situaciones todas ellas que aumentan el riesgo de accidente.

 

De los 24.367 accidentes con víctimas que tuvieron lugar en estas carreteras, 9.531 fueron salidas de la vía.

De las 957 personas que fallecieron  en carreteras convencionales, 348 lo fueron en accidentes cuyo vehículo se salió de la vía; 197 en colisiones frontales y 81 al ser atropellados.

  • De los más de 166.000 kilómetros de vías interurbanas computados por el Ministerio de Fomento, más de 149.000 corresponden a carreteras convencionales.
  • La tasa de fallecidos y la de heridos graves muestran una correlación con la antigüedad del vehículo. En el caso de que el accidente ocurra en carretera convencional, la antigüedad del vehículo resulta ser un factor más determinante para el grado de lesividad de las víctimas que en el resto de vías.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here