Agentes de la Policía Local de Sant Antoni han desmantelado en Cala Saladeta varios puntos de venta ambulante sin licencia. La actuación tuvo lugar este lunes por la tarde. Según han informado fuentes municipales, la Policía identificó y denunció a dos personas que habían instalado puntos de venta de mojitos y otras bebidas pese a carecer de autorización municipal y en contra de la normativa vigente.

Los agentes se incautaron de gran cantidad de bebidas alcohólicas, utensilios para la preparación de cócteles y sombrillas que se utilizaban en esta actividad.

Esta actuación se enmarca dentro de la campaña iniciada por parte del Ayuntamiento el pasado 1 de mayo para controlar la venta ambulante, tanto en las playas como en el núcleo urbano del municipio, una campaña que se prolongará durante toda la temporada turística.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.