17 Mayo 2016

Cala Salada (Ibiza) restringe el acceso de vehículos para promover el transporte público

Cala Salada (Ibiza) restringe el acceso de vehículos para promover el transporte público

El Consell de Ibiza y el Ayuntamiento de Sant Antoni han impulsado el proyecto piloto de movilidad sostenible ‘Platja Connectada’, que se desarrollará en Cala Salada entre el 1 de junio y el 30 de setiembre. Según han explicado, por primera vez en la isla se aplicará un modelo de acceso a una playa integrado en la red insular de transporte público y con restricción a coches privados. Así, se promoverá el acceso a través de otros sistemas de movilidad, que en este caso será el transporte marítimo.

Según han explicado desde el Consistorio, a partir del 1 de junio el acceso a Cala Salada quedará restringido a los vehículos entre las 10.00 horas y las 18.00 horas. El Ayuntamiento instalará un punto de control con barrera en el cruce de acceso a la carretera que baja a la playa, que sólo podrán traspasar los vecinos y trabajadores o clientes de los restaurantes de la playa. Tur ha detallado que sí se permitirá el paso a motocicletas, taxis y a quienes quieran ir a pie o en bicicleta.

Así, Cala Salada será una “playa conectada” con la red insular de transporte público, que gestiona el Consell. Un nuevo servicio de autobús unirá la Estación de Autobuses de Sant Antoni con el parking de Can Coix y la playa. Las frecuencias del bus serán de 15 minutos en cada sentido.

Además, han destacado que el servicio será gratuito para los usuarios de tarjeta del transporte público, tarjeta T-Daurada y menores de 12 años. Si no se dispone de tarjeta, el trayecto de ida y vuelta costará 4 euros o 2,5 por un único trayecto.

Cabe destacar que la conexión con Cala Salada se podrá hacer vía marítima. El servicio de embarcación se promocionará junto al servicio de transporte público por carretera y así, de junio a septiembre habrá 4 trayectos en el puerto de Sant Antoni y Cala Salada y tres trayectos de vuelta. El precio llegará a los 15 euros por un billete de ida y vuelta o de ocho euros por un único trayecto.

‘Platja connectada’, según han dicho, se incorporará a las plataformas de información y promoción del transporte público y será un nuevo concepto que se podría aplicar en otras playas.

Desde las instituciones han recordado los problemas de movilidad provocados por el colapso de vehículos privados en esta cala, que podían causar en la zona dificultades de acceso para servicios de emergencia como bomberos o ambulancias.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.