La Federación de asociaciones animalistas de las Islas Baleares, BALDEA, ha denunciado la muerte de un tiburón mediante tres inyecciones letales que ha aparecido en la playa de Cala Falcó (Calvià).

El hecho- siempre según la citada Federación- ha tenido lugar a las 16:00 horas y según han relatado, varios testigos presenciales les han informado de que la Guardia Civil, ayudados por los socorristas, han acorralado al escualo con ayuda de motos acuáticas.

El animal se estrellaba contra las rocas desesperado por escapar. Ahí, contra las rocas, lo han arrastrado fuera del agua y le han puesto hasta 3 inyecciones ya que no conseguían matarlo a la primera. Acto seguido lo han metido en una furgoneta y lo han cubierto con cajas de plástico”.

BALDEA asegura que pedirá explicaciones y advierten que “más valen que las tengan”

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.