La Associació per a la Revitalització dels Centres Antics (ARCA) ha enviado este miércoles a todos los concejales del Ayuntamiento de Palma el argumento número 10 en defensa del monumento de sa Feixina a pesar de que aseguran que “ya” saben que “el talante del equipo de gobierno en este tema es todo lo contrario de lo que cabría esperar de un gobierno con voluntad de diálogo”.

A pesar de esto, afirman que ARCA no parará de “extender la mano” y de presionar a Cort para que rectifique ya que, según su último argumento, “el progresismo político no es destruir monumentos por motivos ideológicos, hacerlo, es propio de totalitarismos”.

Según explican, una de las cosas que más les “preocupa”, es que “aquellos que hacen bandera de la libertad y de los valores democráticos”, no acepten “ninguno” de sus argumentos e incluso les acusen de “fascista o antidemocrática”.

En este sentido, señalan que “hablar de libertad y de valores democráticos queriendo derribar un monumento adaptado a la Ley de Memoria Histórica, no es un pensamiento progresista”, sino que “es más propio de un pensamiento integrista y totalitario”.

Desde ARCA, recuerdan que el monumento de sa Feixina “no supone ninguna loa al fascismo” ya que aunque “originalmente fue un monumento a las víctimas” del crucero Baleares, hoy está adaptado a la Ley de Memoria Histórica”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.