Imagen de archivo

Según ha comunicado la Policía Local de Manacor, un individuo ha sido detenido tras propinar una brutal paliza a un hombre que discutía con su pareja y del que recibió una contestación que no fue de su agrado .

Al parecer, una pareja discutía acaloradamente en un centro de ocio de la localidad por motivos desconocidos y, en un momento dado, el varón -que se hallaba en estado ebrio- estrelló un teléfono móvil contra el suelo.

Un joven -que estaba siendo testigo de la escena- se acercó entonces hasta la pareja para preguntar si todo iba bien pero la respuesta que recibió del hombre que discutía con la mujer le vino a indicar que se largara pues nadie “había requerido sus servicios”, comentario que parece no gustó al joven que le lanzó un furibundo ataque a base de puñetazos y patadas -incluso cuando el agredido cayó derribado- y que obligaron a su traslado hasta un centro hospitalario.

Los hechos fueron denunciados ante la Policía Local que, tras las oportunas gestiones,  procedieron a interceptar al presunto agresor que fue puesto a disposición del juzgado de guardia.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.