Restauran la zona del antiguo vertedero de ses Doblegades, en el Parque Natural de Mondragó

La Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca y el Ayuntamiento de Santanyí han acabado la primera fase de la iniciativa Proyecto de restauración ambiental del antiguo vertedero de ses Doblegades, que el año pasado redactó el Parque Natural de Mondragó con el objetivo de parar la degradación de esta zona, situada en el este del Parque, y la restauró ambientalmente.

Un tramo del camino que atraviesa esta zona y una parte de las fincas de los alrededores, de una superficie aproximada de 4.000 m2, se utilizaron antiguamente como vertedero incontrolado de residuos, lo que según el Govern “creaba un fuerte impacto visual y ambiental en el entorno” e hizo “urgente y necesario retirarlos”.

Fruto del acuerdo entre la Conselleria y el Ayuntamiento de Santanyí, ya que se trata de un asunto de interés tanto para el Parque Natural de Mondragó como para el municipio, al final del pasado mes de febrero empezaron las actuaciones, con la elección manual y la retirada de residuos, en que se han recogido, aproximadamente, cinco contenedores de vidrio, cuatro sacas de hierros, catorce de plásticos y cuarenta de escombros.

Después de la limpieza se han instalado señales para recordar a los visitantes que tirar residuos está prohibido y que es una actuación sancionable.

También se ha llevado a término la retirada y la quema de flora alóctona (Arundo donax, Senecio angulatus, Nicotiana glauca, Solanum linnaeanum y Ricinus communis) y el acondicionamiento del suelo.

En las zonas donde era más necesario se ha hecho una aportación del suelo sin tamizar para posibilitar la implantación de manera natural de especies herbáceas y disponer de un grueso mínimo de suelo con el objetivo de llevar a cabo una reforestación el próximo otoño.

La Fundación Social la Sapiència y la asociación prosalud mental s’Estel de Llevant han sido las responsables de llevar a cabo estas tareas, junto con el Instituto Balear de la Natura (Ibanat) y el Ayuntamiento de Santanyí, que se ha encargado de la retirada y el transporte con camiones de los residuos y derribos seleccionados y de la gestión posterior.

Después del verano, entre los meses de octubre y diciembre, se prevé continuar el proyecto y llevar a cabo la reforestación de la zona recuperada con las mismas especies de la comunidad vegetal del entorno (màquia de acebuche y lentisco), con el fin de dar un efecto de continuidad al paisaje.

Está previsto plantar unas 700 plantas procedentes del Centro Forestal de las Islas Baleares (CEFOR), principalmente pinos, acebuches, sabinas, estepas y romeros.

La reforestación de este espacio con especies vegetales apropiadas para el refugio y la alimentación de la fauna autóctona contribuirá a recuperar, e incluso aumentar, el interés biológico.

En cuanto a la fauna, en la zona se puede encontrar la tortuga mediterránea (Testudo hermanni), carnívoros como el jineta (Genetta genetta) y la marta (Martas martas), y aves de rapiña como el águila marina (Milvus milvus), el gavilán (Aquila pennata) y el halcón peregrino (Acuño peregrinus).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here