La Policía Nacional ha detenido a nueve personas, uno de ellos empresario de nacionalidad italiana y, los otros ocho, trabajadores de la empresa de alimentación Il Mercato (en total, dos italianos, un polaco y seis españoles), por delito contra la salud pública. Y en el caso del empresario, también está acusado de delito contra el derecho de los trabajadores, amenazas y detención ilegal.

La investigación se inició a raíz de la denuncia de varios trabajadores de la empresa Il Mercato que denunciaban condiciones laborales que vulneran la legislación del sector, así como el estado de los productos que comercializa dicha empresa, los cuales, según esos trabajadores podían poner en peligro la salud de los consumidores.

En el día de ayer se procedió a realizar inspecciones conjuntas y simultáneas con con la Inspección de Trabajo y la Unidad de  de Salut del Govern tanto la Delegación de Palma como de Manacor, en los 3 centros de trabajo que tiene la  empresa investigada en la isla, 2 en Manacor y 1 en Marratxí. Fruto de esas inspecciones se pudieron constatar los siguientes extremos: fueron localizados 4 trabajadores sin contrato de trabajo, productos alimenticios en mal estado y etiquetas para suplantar las de los productos que estaban caducados.

Nueve detenidos en una empresa de alimentación por delito contra la Salud PúblicaLa Policía Nacional comprobó cómo efectivamente las tarjetas de caducidad de los alimentos estaban manipuladas cambiándose la fecha y que una importante cantidad de éstos estaban preparados para su reparto y distribución.

La Unidad de  de Salut del Govern determinó la clausura de los centros de trabajo por considerar que el consumo de dichos productos pone en grave peligro la salud de los consumidores, siendo intervenidos más de 300 kilos de productos de alimentación caducados y re-etiquetados preparados para ser consumidos.

Finalmente la UCRIF de Palma y la Comisaría Local de Manacor detuvieron a un empresario y 5 colaboradores perfectamente conocedores de los hechos. Al empresario, que en el momento de la detención portaba más de 8000 euros, se le acusa de delito contra los derechos de los trabajadores, amenazas y detención ilegal, por ello no se descartan nuevas detenciones de otras personas implicadas en la actividad que se investiga.

La operación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.