La patronal del sector desmiente las “cuentas” del Govern sobre la deuda con los centros de formación

Iago Negueruela

La patronal de centros de formación compuesta por las asociaciones del sector, AEF PIME y CECAP IB ha querido manifestar, en relación a la pregunta planteada por la diputada del grupo PI Maria Antonia Sureda sobre al estado de la deuda pendiente con las academias de formación ejecutoras de formación ocupacional, lo siguiente:

En primer lugar que desde que este gobierno ha llegado al poder en mayo de 2015 lo único que han abonado para reducir la deuda pendiente con los centros de formación es un millón de euros aproximadamente de los 11,8 millones que reconoce la consellería que adeudaba.

En segundo lugar, queremos manifestar que no es cierto que este gobierno haya reducido la deuda en 7,6 millones porque se haya abonado a los centros esta cuantía.

Queremos manifestar que el resto de la diferencia 11,8 (deuda anterior según conseller) – 4,14 (deuda posterior según conseller) + 1 (deuda efectivamente abonada según patronal) -es decir 6,6 millones de euros- no han sido abonados por su gobierno, sino que ha sido a través del cambio de criterios sin precedentes en las correcciones de los expedientes de justificación económica como han conseguido reducir la deuda, variando las condiciones establecidas en las convocatorias años después y modificando a su interés lo que se considera valor de mercado, produciendo normativa nueva y aplicándola con carácter de retroactividad, ha sido de ese modo cómo han conseguido reducir la deuda en 6,6 millones sin tener que abonar un euro.

Como prueba de ello, la convocatoria de los cursos de formación para desocupados de 2011, del total de 8 millones de euros presupuestados en convocatoria para la formación, según los datos proporcionados por los mismos centros, el SOIB adeudaba 2,8 millones, a través del cambio de criterios de los técnicos que incorporó el anterior gobierno del PP, no sólo se ha anulado la deuda de 2,8 millones sino que los centros deben ahora al SOIB 2,5 millones de euros aproximadamente, de este modo resulta muy fácil no sólo cuadrar las cuentas sino además convertir los números rojos en verdes y conseguir que sean los propios centros privados colaboradores del SOIB los que financien y subvencionan la formación ocupacional, después de haber ejecutado e impartido la formación, la administración hace y deshace mucho tiempo después, cambiando las reglas del juego no sólo a mitad de partido, sino años después de haber terminado el partido, la indefensión de los centros es total, y nos sentimos auténticamente estafados por la administración.

Es decir, el calendario de pagos prometido ha sido convertido en un calendario de reintegros.

En tercer lugar en relación a la convocatoria para desocupados que según el conseller de trabajo es inminente, manifestar que el 2015 fue el primer año, después de más de 25 años, sin convocatoria de formación para desocupados en centros colaboradores gracias a este gobierno, manifestar que la convocatoria que estaba prevista y presupuestada por 8 millones de euros para salir en septiembre de 2015 y que estamos en abril de 2016 y todavía no se ha convocado formación para desocupados en centros colaboradores, y si finalmente se convoca será de 2,8 millones de euros, es decir, de un presupuesto bianual de 16 millones de euros se ha pasado a 2,8 millones, es decir una reducción del 82,5 %, absolutamente insuficiente para un gobierno que enarbola la bandera de los servicios sociales y de ayuda al desempleado a formarse e insertarse laboralmente.

En último lugar manifestar que este gobierno en su obsesión por llevar todo a lo público se olvidan que también las empresas somos personas, y hay familias detrás y somos público y personas a tener en cuenta, el público que paga los impuestos y que genera riqueza, que acerca la formación al desocupado cerca de casa y que no pueden pisar de ese modo a la pequeña empresa de formación de toda la vida que ha estado ejecutando y financiando los planes de formación ocupacionales del SOIB durante más de 25 años como está haciendo este gobierno, y que no pueden desmantelar una red de centros de formación colaboradores para que el próximo gobierno se encuentre sin instrumentos para ejecutar la formación ocupacional, aún más, sin ninguna empresa que quiera volver a trabajar con el SOIB por el trato recibido.

Nuestra indignación ya es absoluta cuando todavía tenemos que aguantar cómo el conseller de Trabajo se pone medallas por haber reducido la deuda, sin entrar a explicar cómo lo han hecho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here