La educación es uno de los ámbitos que más recortes ha sufrido en las comunidades autónomas entre 2011-2014, según un estudio de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada titulado ‘Sanidad, Educación y Protección Social: Recortes durante la crisis’, presentado este jueves 28 de abril.

El trabajo se concentra en el periodo de 2011 a 2014 porque es el único para el que se dispone de datos desagregados por funciones de gasto y por comunidades autónomas. La reducción media del gasto en el Estado de Bienestar en estos años, medido en millones de euros, ha sido del 10,6 por ciento.

En cuanto a la composición del gasto por partidas, el informe advierte de que el gasto en educación ha sido el más afectado con un recorte medio del 16,4%, seguido de la protección social con un recorte del 9,7% y de la sanidad, con un 6,6%.

Sin embargo, los autores explican si se tiene en cuenta la inflación que ha habido en el periodo 2011-2014, el gasto total se ha reducido en un 12,3% en términos reales: En sanidad se ha reducido en un 10%, en educación en un 19,4% y en protección social un 13%.

Los recortes sobre el estado del bienestar se han llevado a cabo principalmente, según este documento, a través de la reducción de los gastos de personal, que representan un 42% del ajuste, y de los consumos intermedios, que suponen otro 20%.

La comunidad autónoma que más redujo el gasto en educación fue Castilla-La Mancha con casi el 29%, seguida por Cataluña con una reducción superior al 20% y Cantabria y la Comunidad Valenciana, ambas con recortes superiores al 18%. Sólo Baleares, La Rioja y Extremadura disminuyeron su gasto en educación en menos del 10%.

El resto de las autonomías –Madrid, Aragón, Asturias, Castilla y León, Andalucía, Galicia, Murcia, País Vasco, Navarra, Canarias y Extremadura– aplicaron reducciones de entre el 11% y el 16%.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.