19 abril 2016

Emaya retira 66 toneladas de residuos de cinco solares municipales en el primer trimestre

Emaya retira 66 toneladas de residuos de cinco solares municipales en el primer trimestre

Emaya ha procedido a la limpieza de 5 solares municipales donde se vertían residuos de forma incontrolada durante el primer trimestre del año 2016. Así, se ha retirado un total de 66,08 toneladas de materiales, la mayoría residuos voluminosos y de construcción.

El coste de estas actuaciones ha sido de 17.165,57 euros, de los cuales 4.462.65 euros corresponden al tratamiento (de acuerdo con las tarifas de Mac Insular) y 12.702,92 euros al coste de la actuación de limpieza (mano de obra y maquinaria).

Las limpiezas se han realizado en las siguientes barriadas de Palma: Son Gibert, Son Forteza, Polígono de Levante y San Agustín.

Cuatro de las actuaciones corresponden a pequeños vertidos, pero en uno de los casos, en el Polígono de Levante (Avenida México-Callao,) se han retirado la mayoría de los residuos, 56,34 toneladas (el 85 por ciento del total de residuos retirados estos tres meses).

Se trataba de un auténtico vertedero incontrolado en plena ciudad, muy cerca del centro de salud de Levante.

Este solar se tuvo que limpiar en dos ocasiones por la cantidad de residuos que había, la mayoría también voluminosos y materiales de construcción.

Para evitar futuros vertidos del Área de Infraestructuras del Ayuntamiento ha procedido al cierre perimetral del solar.

En los demás casos también se han realizado actuaciones para impedir el paso y evitar vertido, con barreras u obstáculos.

UN TOTAL DE 15 SOLARES

Asimismo, el servicio de controladores ambientales de Emaya tiene detectados otros 15 solares municipales donde se producen vertidos de residuos, que se procederá a limpiar de forma progresiva a lo largo de los próximos meses.

A finales de verano se constituyó una comisión municipal sobre los vertederos, integrada por controladores y técnicos de Emaya, miembros del Área de Ecología, Agricultura y Bienestar Animal y de la Policía Local.

Esta comisión trabaja para unificar toda la información disponible sobre los “puntos negros” de la ciudad y para avanzar en las medidas de sanción y prevención.

Asimismo, se han realizado encuentros con la fiscalía para investigar los temas más graves.

“PALMA NO SE PUEDE PERMITIR MÁS VERTIDOS”

“Seguimos trabajando de forma coordinada entre varias áreas municipales y otras administraciones para limpiar, sancionar y prevenir los vertidos incontrolados” ha declarado la regidora de Ecología, Agricultura y Bienestar Animal y presidenta de Emaya, Neus Truyol, quien además ha destacado que “debemos poner fin al problema ambiental, sanitario y estético que suponen los puntos negros en la ciudad. Palma no se puede permitir más vertidos”.

Para dar una alternativa a los ciudadanos se han habilitado puntos de recogida de material de construcción y demolición en los puntos verdes de Son Castelló y Sant Jordi.

Estos residuos antes no se aceptaban, pero desde que se pueden llevar la cantidad depositada no ha dejado de incrementarse, pasando de 21.000 toneladas en diciembre a 72.000 el pasado mes de marzo.

“Todos los residuos que se depositan en los puntos verdes no acaban abocados a un solar o en la acera de una carretera”, ha concluido Truyol.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.