La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Palma, Marga Durán, ha pedido a los grupos políticos del equipo de gobierno de Cort -PSIB, MÉS y Som Palma-, que si van a derribar el monumento de Sa Feixina “lo paguen de su bolsillo” y no lo carguen a los ciudadanos.

Durán se ha expresado así en un acto a favor del monumento que ha tenido lugar este viernes y en el que ha participado gran parte de la cúpula del PP, entre ellos los senadores José Ramón Bauzá y Mateu Isern, así como lo exalcaldes de Palma, Joan Fageda o Catalina Cirer.

Así, ha dicho que “si al final se han de pagar 170.000 euros para su demolición, que lo paguen los partidos políticos”. “El Ayuntamiento de Palma -ha dicho- hace unas aportaciones anuales de 50.000 euros por partido, que lo paguen con eso, no con el dinero de los ciudadanos”.

Según ha dicho la demolición “es un capricho del equipo de gobierno; hay muchos motivos para mantenerlo y ninguno para su demolición y en el informe jurídico de la Junta de Gobierno solo hay un motivo político”.

Por otro lado, Durán ha recordado que se han adherido al recurso de la plataforma ‘Salvem Sa Fexina’ al Ministerio de Cultura y ha anunciado que “por séptima vez, en el plenario de abril”, llevarán una proposición para pedir al Ayuntamiento que pare “cualquier actuación que esté haciendo para su demolición hasta que el Ministerio se pronuncie”.

CIRER: “NO HAY MOTIVOS JUSTIFICADOS”

Por su parte, la exalcaldesa de Palma, Catalina Cirer, ha dicho que “la decisión está motivada por un objetivo político y no por una demanda ciudadana”. Según ha dicho, la exalcaldesa del PSIB, Aina Calvo, “hizo todo lo posible para eliminar cualquier connotación que pudiera herir la susceptibilidad de la gente por motivos ideológicos”.

Además, ha resaltado que es un monumento con “valor arquitectónico” como defiende la Associació per a la Revitalització dels Centres Antics (ARCA) y ha dicho que el derribo “es un capricho del equipo de gobierno para camuflar su ineficacia en la gestión municipal”.

El también alcalde de Palma, Joan Fageda, ha dicho que él fue “el primero” en cambiar los rótulos del monumento, tras la petición en su momento del PSM y que luego Calvo “lo hizo con aún más contundencia”.

“Se hace por resentimiento, es una actuación en contra de algo ya superado, creo que el monumento se debe conservar y si no, que hagan una consulta popular como se hizo en el Born y, entonces, estaríamos a lo que dijese la ciudadanía” ha dicho.

ISERN: ES UN PAGO PARA PODER FORMAR GOBIERNO EN CORT”

El senador del PP y exalcalde de Palma, Mateo Isern, ha señalado que es “un pago político para poder formar un gobierno” en Cort y ha dicho que la exalcaldesa del PSIB, Aina Calvo, cuando adaptó el monumento a la Ley de Memoria Histórica, “lo hizo muy bien y dio la solución perfecta”.

Así, ha expresado que “es una lastima que la política entre dentro de la gestión de la ciudad”. Según ha dicho, “se hace en contra de los palmesanos, y a pesar de que siempre hablan de voluntad popular y referéndums, cuando hay una cosa que no les conviene, se olvidan”.

En este sentido, ha dicho que “Calvo lo hizo muy bien, se dio una solución perfecta y el actual alcalde, José Hila, estuvo de acuerdo”. “Era un tema que no había ningún tipo de discusión”, ha agregado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.