El grupo municipal del PP solicitará la comparecencia de los responsables de la EMT en el próximo pleno ordinario para que aclaren las posibles irregularidades surgidas en torno al concurso de provisión de cien plazas laborales en la empresa municipal.

De esta manera, el principal partido de la oposición en Cort se ha hecho eco de la denuncia formulada por una parte de los aspirantes sobre la existencia de prácticas sospechosas en el desarrollo del examen, que consistió en la cumplimentación de un test de preguntas y una entrevista personal.

En este sentido, el regidor del PP Fernando Rubio ha asegurado que el examen “ha quedado ensuciado con tintes de arbitrariedad” y ha recordado que en octubre de 2015 el grupo municipal ya presentó a pleno una proposición exponiendo la conveniencia de que la entrevista fuera eliminada de la convocatoria “porque la puntuación de este tipo de pruebas se ajusta a parámetros muy subjetivos que, en ocasiones, puede desvirtuar el normal desarrollo del concurso”. En esa ocasión, los votos del equipo de gobierno rechazaron esta propuesta, aunque se aceptaron otros puntos de la proposición del PP.

Precisamente, en relación a la entrevista, Rubio ha incidido en el hecho de que en la puntuación que se dio a conocer tras la misma “no se facilitaron los nombres y los apellidos de los aspirantes, sino únicamente el DNI, mientras que, en cambio, en el test escrito se comunicaron los datos completos. Esta manera de proceder implica la práctica imposibilidad de conocer la identidad de los entrevistados y qué nota se les había adjudicado. Ese es el concepto de transparencia que el gobierno municipal tiene de las convocatorias públicas”.

De hecho, para Rubio, el proceso “ya comenzó de la peor manera posible, con la exclusión del sindicato más representativo, USO, del tribunal evaluador. A partir de ahí, el cúmulo de infracciones es un suma y sigue: se permitió la utilización de correctores ‘tipex’ durante el test, con lo que pueden surgir dudas sobre el proceso posterior de corrección o incluso el aspirante puede negar haber escrito un contenido que se halla redactado sobre una franja de ‘tipex’; responsables que tenían a su cargo la custodia de los exámenes disponían de teléfonos móviles y otros medios electrónicos en unos tiempos en que una imagen se puede enviar a cualquier dispositivo en cuestión de segundos; una parte de los aspirantes obtuvo la puntuación suficiente para situarse por encima de la nota de corte pero finalmente fueron descartados y se les penalizó por razones de antigüedad, cuando normalmente la antigüedad es un mérito para el candidato…”

Fernando Rubio ha afirmado que la “prueba más evidente de que el proceso no ha sido precisamente modélico es que ya hay un grupo de aspirantes que perciben que sus derechos no han sido respetados”.

A su juicio, si las reclamaciones de estos candidatos “acaban siendo admitidas, la culpa corresponderá a los responsables de la EMT y al equipo de gobierno”. En este sentido, el regidor del PP ha aclarado que su grupo quiere “felicitar a los aspirantes que han conseguido su plaza tras invertir un gran esfuerzo, ya que en absoluto se les pueden achacar las irregularidades que hubieran podido cometerse

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.