20 Abril 2016

El Govern presenta el decreto pesca-turismo que regulará medidas para la diversificación de sector pesquero y acuícula

El Govern presenta el decreto pesca-turismo que regulará medidas para la diversificación de sector pesquero y acuícula

El conseller de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Vicenç Vidal, ha presentado este miércoles el nuevo decreto de pesca-turismo que regulará las medidas para la diversificación de los sectores pesquero y acuícola en Baleares y que se aprobará en el Consell de Govern del viernes 29 de abril.

“Es un hito histórico demandado por el sector pesquero y habrá un antes y un después para diversificar su actividad económica. Se trata de conseguir diferentes objetivos, una rentabilidad, incorporar gente nueva al sector y cuidar el recurso pesquero. Una oportunidad única de vivir de primera mano cómo es el trabajo de los pescadores”, ha declarado el conseller durante la presentación.

Según el decreto, los pescadores obtendrán ingresos embarcando a turistas mientras realizan la actividad pesquera, algo compatible y que no perjudica su trabajo diario. Esta nueva fuente de ingresos esperan que mejore las condiciones de vida laboral de la gente del mar, tanto reduciendo las horas de pesca, como evitando poner su vida en riesgo cuando salen a trabajar con mal tiempo para asegurarse un salario mínimo, que ahora se podrá compensar mediante el turismo.

La mejora de las condiciones de trabajo y la creación de nuevas posibilidades de negocio abre la puerta a la incorporación de los más jóvenes a un sector envejecido y sin relevo generacional actualmente.

El desplazamiento parcial de la actividad marinera al turismo ayudará a reducir el impacto sobre los recursos pesqueros, ya que se reduce el tiempo dedicado a pesca, lo que permitirá recuperar las pesqueras, colaborando así con el equilibrio medioambiental, argumenta el Govern.

Por otro lado, la venta directa de las capturas a los turistas que participen en la actividad, siempre en el marco de la legislación vigente, será una fuente de ingresos extra. Esta actividad no supone sólo ingresos económicos derivados de la venta de la excursión, ya que también puede originar beneficios tales como los turistas puedan comer el pescado muy fresco, o, incluso, la comida típica marinera a bordo de los barcos, lo que supone una forma de difusión de la gastronomía balear.

Por otra parte, también la parte de promoción del pescado balear a nivel turístico supone un valor añadido en los productos frescos del mar balear, cosa que, con el tiempo, podría generar una marca propia y, así, obtener un mejor precio de abanica del pescado.

La actividad de pesca-turismo permite el acceso a los fondos europeos, que pueden destinarse a modernizar una flota, con una media de edad de 35 años de antigüedad, convirtiendo las embarcaciones en más sostenibles y respetuosas con el medio ambiente. Con esta actividad se pretende adelantarse a las políticas, cada vez más restrictivas, de la Unión Europea, sin que los pescadores vean reducidas sus ganancias.

El decreto no sólo pretende poner en relieve el excepcional paisaje de las costas de las Islas sino que también promocionará una cultura marinera y una gastronomía que corre peligro de desaparecer, además de proporcionar a las cofradías de pescadores, que son corporaciones de derecho público y sin ánimo lucrativo, unos ingresos suplementarios que les permita atender las actividades sociales que desarrollan, especialmente las dirigidas a marineros jubilados y a sus familiares.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.