El Govern descarta recaudar los 50 millones previstos para 2016 con el impuesto turístico

El Govern ha asegurado este miércoles que no recaudará los 50 millones previstos para este 2016 derivados del Impuesto sobre el Turismo Sostenible debido a que “no se podrá aplicar en toda la temporada” y que esto “se tendrá que ajustar desde la Dirección General de Presupuestos y se tendrá que compensar con otros ingresos”. Así, estima que la recaudación sea de entre unos 40-50 millones debido a que el impuesto se empezará a recaudar en julio en vez de en junio.

En rueda de prensa, la consellera de Hacienda y Administraciones Públicas, Catalina Cladera, ha explicado que han rebajado “la previsión inicial de recaudar unos 70 millones anuales a unos 60-70 millones para los años que sean completos”, aunque la recaudación real, ha matizado no se sabrá hasta que el impuesto se empiece a aplicar.

Cladera ha hecho estas declaraciones junto al vicepresidente del Govern y conseller de Turismo, Biel Barceló, en la presentación del proyecto de decreto que desarrolla la Ley 2/2016 del impuesto sobre turismo sostenible.

Barceló ha explicado que este jueves se publicará en el BOIB, y que tras esto, se iniciará el proceso de exposición pública de siete días hábiles y una vez se resuelvan las alegaciones se llevará al Consell Consultiu, por lo que se prevé que esté preparado en junio y entrar en vigor el primero de julio.

Cladera ha detallado también la composición de la Comisión de impulso de Turismo Sostenible que estará formada por siete representantes del Govern, cuatro de consells insulars, uno del Ayuntamiento de Palma, dos de la Felib, seis de sindicatos, seis de entidades económicas y seis de entidades medioambientales o relacionadas con las finalidades del impuesto.

Según ha especificado, los miembros de la comisión no cobrarán nada y esta estará presidida por el conseller de Turismo. La presentación de proyectos la podrán hacer tanto las administraciones como las entidades que formen parte de la comisión.

Para su selección, los proyectos sometidos a participación ciudadana y los que tengan un menor coste de mantenimiento y de gasto recurrente tendrán “prioridad”, ha dicho Barceló.

IMPUESTO FINALISTA

Cladera ha concretado, asimismo, las finalidades a las que se podrá destinar el impuesto: protección y mejora del medio natural, rural, agrario y marino; fomento de la desestacionalización y promoción del turismo sostenible; recuperación del patrimonio histórico y cultural; proyectos de I+D+i que contribuyan a la diversificación económica, la lucha contra el cambio climático o el turismo; y la mejora de la formación y la calidad del empleo.

Cabe destacar que dentro de los establecimientos que tendrán que recaudar el impuestos, estarán incluidos los cruceros, y que los establecimientos no susceptibles de inscripción tributarán si se ofertan mediante canales de oferta turística; presentan servicios propios de una empresa turística de alojamiento o lo hacen por periodos inferiores a dos meses.

La consellera también ha concretado que las tarifas irán desde los dos euros en hoteles de cinco y cuatro estrellas a 0,5 euros en hostales, posadas, albergues y refugios. Las bonificaciones serán del 50% en temporada baja y en las estancias superiores a ocho días.

Asimismo, habrá exenciones para los menores de 16 años, por causas de fuerza mayor, por estancias sanitarias o subvencionadas por programas sociales de la Unión Europea (UE).

La cuantificación del impuesto se podrá hacer mediante una estimación directa (días reales); una estimación objetiva que se calculará por módulos (será un régimen voluntario para el conjunto de establecimientos de un mismo empresario) o una estimación indirecta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here