El Aeropuerto de Ibiza ha vuelto a poner en servicio, de manera progresiva, las zonas que durante los meses de invierno han permanecido inoperativas.

Según han recordado desde Aena, el cierre de parte de las instalaciones durante dicho periodo se asume con el objetivo de ajustar la capacidad del Edificio Terminal al tráfico real de pasajeros, a la vez que permite un importante ahorro en los recursos energéticos.

Además, durante estos meses de invierno, el Aeropuerto aprovecha para llevar a cabo obras de mantenimiento y reforma, como es el caso de la renovación del parque infantil, situado en la zona de embarque.

La apertura, según han dicho, ajusta las instalaciones y los equipamientos del Aeropuerto a las necesidades de los meses de verano, ya que el volumen de tráfico se incrementa considerablemente.

De este modo, el Edificio Terminal ya está operativo al 100 por cien, así como los locales comerciales y de restauración que han permanecido cerrados durante los meses de menor tráfico.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.