El 88% de los conductores de Baleares atribuye un “carácter recaudatorio” a las multas puestas por parte de los ayuntamientos de la Comunidad y el 49% piensa que “los radares persiguen obtener cuanto más dinero, mejor”, según un estudio de la Fundación Línea Directa.

Según este mismo estudio, las sanciones “no acaban de modificar los malos hábitos en la conducción”, ya que el 56% de los conductores baleares admite sobrepasar “los límites de velocidad de forma habitual, principalmente en vías de circunvalación y travesías urbanas”.

Cabe destacar, que la percepción de los conductores “no cambia tras las elecciones municipales de 2015”, ya que el 71% de los encuestados de Baleares cree que los nuevos consistorios “lo están haciendo igual que los anteriores” y un 17% piensa que lo “están haciendo incluso peor”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.