A partir del próximo lunes día 11, las ambulancias privadas  gestionadas por el 112 llevarán un inspector para evitar filtraciones.

Hay que recordar que el Centre d’Emergències de Balears del 112 detectó, el pasado mes de febrero, que se había producido una fuga de información de su central con el objeto de beneficiar a ciertos servicios sanitarios privados.

Estas filtraciones suponen que determinadas empresas de ambulancias lleguen en primera instancia hasta el lugar donde se ha producido un accidente y se hacen cargo del traslado de los heridos a clínicas privadas que después reciben un retribución por parte de las aseguradoras.

Por su parte, la dirección del 112 está recabando información para poder interponer la pertinente denuncia ante la Policía Nacional y juzgados ordinarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.