24 Abril 2016

Cruel derrota del Mallorca ante el Lugo en el tiempo añadido

Cruel derrota del Mallorca ante el Lugo en el tiempo añadido

El Real Mallorca ha sufrido una cruel derrota en Lugo, en un encuentro que se ha decantado para los locales en la última jugada del partido, cuando los bermellones habían conseguido, por mediación de Damià Sabater, igualarlo y cuando parecía que acabaría con un empate que hubiera hecho justicia a lo visto en el Anxo Carro, con un tiempo de dominio para cada equipo.

El partido comenzó con los de Vázquez con más intención y ganas aunque los primeros acercamientos fueron para los locales, que apostaron por jugar por bandas. Ambos conjuntos apostaron por un inicio de contención y las defensas se imponían a los ataques. Las ocasiones llegaban o bien de tiro lejano, Colunga lo probó en el minuto trece, o de contra, una conducida por Campabadal estuvo a punto de adelantar al Mallorca pero el tiro, de nuevo de Colunga, salió centrado.

Precisamente de contra, aunque de los de Lugo, llegó la jugada clave del primer periodo. Joselu aprovecha un rechace tras un córner a favor del Mallorca, cambia el juego a Jonathan Pereira que se la devuelve, y el ex mallorquinista no perdonó ante Wellenreuther.

A partir de ese momento el partido se volvió cómodo para los de Durán, que con una defensa bien ordenada, se limitó a esperar el fallo de los mallorquines para salir al contraataque. Los de Vázquez lo intentaban una y otra vez , Ortuño y Pereira en un par de ocasiones buscaron el empate, pero sin resultado hasta que el árbitro pitó el final de la primera parte.

La segunda mitad comenzó con los locales muy enchufados y de hecho Wellenreuther se convirtió en protagonista al salvar a su equipo en dos ocasiones consecutivas, la primera tras la salida de un córner, con Joselu libre en la frontal, y otra saliendo con los pies cuando Jonathan Pereira se escapaba en solitario.

Los del Lugo perdonaron y el Mallorca se hizo con el control del balón, encerrando a su rival y acosando la portería defendida por José Juan durante muchos minutos, aunque sin crear ocasiones claras.
Todo cambio en el 80, cuando una jugada bien trenzada por los mallorquines, acaba con una cesión atrás de Sissoko a Damià Sabater y el canterano, desde la frontal y después de que el balón tocara en un defensa, puso el empate en el marcador.

La igualdad no bastaba a ninguno de los dos equipos, que comenzaron a arriesgar y a dejar espacios. Los del Lugo se volcaron en la portería visitante y fruto de esta presión, y ya en los minutos de descuento, Seoane engancho un rechace en la frontal del área y le dio los tres puntos a su equipo.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.